Editado por Natalia Huerta Magallanes

Netflix, la plataforma de streaming con mayor éxito a nivel mundial, tiene un protocolo muy marcado a la hora de crear producciones audiovisuales para sus fieles consumidores. Por lo general, una serie producida por ellos mismos consta de entre 8 y 10 capítulos con una duración de no más de 40 minutos cada uno. De esta manera se posibilita lo que conocemos como maratonear un sábado por la noche.

Estamos tan acostumbrados a acabar una serie en un día que ya es natural el quedarnos con la intriga y tener que esperar un año para la siguiente temporada. Felizmente, Netflix trae de vuelta algunas de sus series más entrañables para gusto y deleite nuestro. A continuación, algunas novedades.

1. La casa de las Flores (Segunda Temporada)

Sa-lú-da-me al cacas.

El regreso de la familia De La Mora sin su matriarca (y del querido Cacas) provocará una serie de sucesos necesarios para que todo vuelva a la normalidad.

En esta temporada los hermanos Julián, Paulina y Elena vivirán experiencias en el amor que los marcarán incluso más que en la temporada pasada. Asimismo, el deseo por recuperar La Casa de las Flores los llevará a cometer errores que luego serán difíciles de arreglar.

2) Insatiable (Segunda Temporada)

Patty Bladell vuelve acompañada una trama más turbia en esta temporada Sin embargo, el trasfondo de la serie nos muestra nuevamente a una chica lidiando con los problemas que la inseguridad de su cuerpo le trae.

En la primera temporada la protagonista experimentó una transformación: pasó de ser un chica con sobrepeso a una reina de belleza. El drama continuará en esta temporada, cuando Patty, debido a su ansiedad por comer, nota como su cuerpo vuelve a aumentar.

3) Atypical (Tercera temporada)

Una vez leí en Facebook “Todos conocen 13 Reasons Why pero casi nadie Atypical” y es totalmente cierto. Mi mejor amiga me recomendó esta serie y, luego de un tiempo, decidí darle una oportunidad. No me arrepiento. Atypical se ha convertido en una de mis series favoritas.

La historia se desarrolla alrededor de Sam, un chico con autismo que busca encajar en el “mundo real”. En esta tercera temporada, nuestro protagonista comienza su primer año de universidad. Lo acompañaremos a enfrentar los problemas que aquello le trae. No será nada fácil adaptarse a un ambiente de caos y mucho movimiento. Sam sabe que las probabilidades de que culmine los estudios con éxito son pocas y eso atormenta sus pensamientos.

Lo que encontraremos en esta temporada serán una serie de acontecimientos tocados de la manera más real posible.