Editado por Massiel Román Molero

La universidad, al ser un espacio de aprendizaje, también se conforma como un espacio de concientización y de sensibilización social. Nuestro contacto con el entorno que nos rodea y las diversas problemáticas sociales que convergen en él cambia: comenzamos a preocuparnos más, nos cuestionamos las razones por las que estos problemas surgen, pensamos en formas en las que podríamos ayudar, etc. Es decir, buscamos convertirnos en agentes de cambio. Sin embargo, muchas veces nos resulta difícil encontrar una forma en la que realmente podamos lograr un impacto. Es común no saber por dónde comenzar, no contar con un gran número de aliados, ser inexpertos en el tema o no saber qué estrategia sería la mejor para lograr los resultados esperados.

Una manera de involucrarse es participar en voluntariados. Estos tienen la ventaja de estar previamente estructurados y, en muchos casos, pensados por personas que conocen una problemática específica a profundidad. Además, congregan a un gran número de personas que también buscan lograr un cambio.

Imagen: https://www.freepik.es/vector-gratis/gente-voluntaria-donando-dinero_3226109.htm
Vector de Personas creado por rawpixel.com – www.freepik.es

Tomando esto en cuenta, en la PUCP existen opciones variadas de voluntariados a los que te puedes unir. A continuación, algunas de ellas:

Huellitas PUCP: “Esta es una agrupación de estudiantes de distintas carreras que busca velar por el bienestar animal. Se dedican a realizar actividades de concientización tales como charlas, visitas a albergues, ferias, etc; y a auxiliar a aquellos animales en los alrededores de la PUCP que se encuentran en estado de emergencia (enfermedad o atropello). De esta manera, se contribuye a mejorar las problemáticas identificadas como primordiales: la sobrepoblación y el maltrato. Para poder participar de este voluntariado, puedes unirte a las diferentes actividades que se realizan. Entre estas están las visitas a los albergues, en las que las inscripciones son abiertas. Del mismo modo, si deseas ser un voluntario más activo, se realizan convocatorias a inicios de cada ciclo”.

Educa Ancón: “Es un voluntariado con más de 7 años en el rubro de comprensión lectora. Las actividades se realizan cada sábado en el colegio César Vallejo en Villa Estela (Ancón) con niños desde los 8 hasta los 12 años. El foco está en promover la disposición a la lectura a través de un enfoque socio-afectivo. Para poder lograr esto se trabaja bajo tres objetivos específicos: fomentar el gusto por la lectura, generar espacios de reflexión y análisis y promover la creación y propuestas por parte de los niños y niñas. Estos se pueden implementar gracias a la participación de voluntarios universitarios interdisciplinarios, quienes siguen capacitaciones cada ciclo para poder desenvolverse adecuadamente durante los talleres. Los valores que caracterizan a estos voluntarios son el respeto mutuo, el trabajo en equipo, el compromiso y la proactividad. De esta forma, todos ellos se alinean bajo la idea de querer aportar a la mejora de la educación en el país, a través de pequeñas acciones tales como esta. Si deseas participar de este voluntariado, las convocatorias son publicadas en su página de Facebook, la cual puedes encontrar con el nombre de ‘Educa Ancón’. Estas se realizan, en primer lugar, a través de una encuesta en línea y luego se realiza una entrevista para, así, poder conocer mejor al postulante”.

Programa de Voluntariado RSU: “Desde la Dirección Académica de Responsabilidad Social (DARS) se desarrolla este programa, que permite que los y las estudiantes de la PUCP tengan posibilidades de aportar y desarrollar aprendizajes en vínculo con comunidades en Sacsamarca y La Garita, con las cuales se tiene convenio. Si estás interesado en conocer más sobre diferentes propuestas de programas de voluntariado, no te pierdas la versión número doce de la Feria de Voluntariado. Esta se llevará a cabo el jueves 14 de noviembre  en la explanada del Complejo de Innovación Académica (CIA), desde las 10:00 a.m. hasta las 4:00 p.m.”

Finalmente, se concluye que podemos concebir a la universidad como un espacio para crear conciencia y actuar frente a diversas problemáticas. Es así que nace una variedad de opciones de voluntariado, las cuales se adaptan a los distintos estudiantes y permiten que ellos generen un cambio a través de estos programas.