En el mundo hay muchas personas con capacidades y necesidades físicas diferentes. Estas diferencias influyen en su manera de relacionarse en el mundo: de moverse, de transportarse, de trabajar, de hacer los quehaceres diarios y de vestirse. Pensando en estas personas nace la moda inclusiva

La ropa adaptada es especialmente diseñada teniendo en cuenta las necesidades específicas que puede tener una persona al vestirse, desvestirse y usar una prenda durante el día. Esto les permite mantener autonomía en un proceso que para algunos puede ser tan cotidiano y simple, pero que para otros puede ser incómodo e imposible de realizar por uno mismo. Los botones, broches, cierres con los cuales nos topamos a diario al vestir son reemplazados por velcros, botones magnéticos, cierres traseros que facilitan a las personas el vestirse por sí mismas o por sus cuidadores. 

Tommy Adaptive jean | Fuente: brandiosas.com

La moda inclusiva no busca solo ser funcional. La idea es que las personas con necesidades especiales no tengan que privarse de vestirse a la moda, de usar prendas que sigan las tendencias, que sean estéticamente llamativas. Se trata de demostrar que la funcionalidad y la moda no son cosas excluyentes. Estas personas no tienen porqué ser excluidas del mundo de la moda para sentirse cómodas.

La ropa adaptada no es solo para personas con capacidades físicas diferentes, sino para personas neuro-diversas. Por ejemplo, las personas con autismo tienen una sensibilidad física diferente, lo que hace que para ellas sea difícil usar ciertas telas o materiales. También pueden incomodarse por las etiquetas que presentan las prendas o por el largo que puedan tener las mismas. La moda inclusiva también contempla esto y crea prendas reversibles (no hay forma de ponérselas mal, y esto evita la frustración de los niños), de materiales suaves y con etiquetas fáciles de quitar.

Free Form Style | Fuente: fundacionadecco.org

En este contexto, han surgido marcas de ropa adaptada. Free Form Style es un ejemplo de ello. Esta es una marca española que repiensa las prendas de manera que sean fáciles y cómodas de usar y combinar y que, además, sean alegres. La marca indica “tener una discapacidad no significa no poder ir a la moda”. La frase de Free Form Style es “Porque tus necesidades son nuestra pasión. Porque nos encanta cómo eres.”. Esta marca no solo ofrece sus propias prendas y colecciones, sino que tienen un servicio de Sastrería “para recuperar tus prendas favoritas”. El mismo servicio también ofrece hacer prendas a la medida.

Tommy x Zendaya | Fuente: usa.tommy.com

Asimismo, muchas marcas existentes han sacado líneas de ropa adaptada: Nike tiene las Nike FlyEase, zapatillas muy fáciles de poner, que pueden abrirse de manera amplia con un cierre o con un velcro que se abre desde el talón; Tommy Hilfiger creó su colección Tommy Adaptive, que tiene prendas pensadas para dar cuatro soluciones: cierres fáciles, cortes para prótesis, facilidad de movimiento y para usar sentado. Todo con materiales sensorialmente amigables. Esta línea de Tommy se actualiza constantemente, por eso el año pasado, lanzaron una colección femenina en colaboración con la actriz Zendaya.

Nike Flyease Fuente: nike.com/flyease
Tommy Adaptive | Fuente: dazeddigital.com

La moda inclusiva permite que las personas con necesidades especiales no se vean más limitadas de lo que ya están. Con ropa adecuada a sus necesidades, estas personas pueden disfrutar de la moda y recuperar cierta dignidad al hacerlas capaces de ponerse y abrochar sus propios pantalones, abrigarse con una casaca o ponerse una camiseta. Cosas simples, hasta engorrosas, de nuestro día a día, que ellos se veían incapaces de hacer cuando la moda no tenía sus necesidades en cuenta.

Créditos de imagen de portada: tommy.com a través de amazon.com