De todo se puede hacer poesía. Incluso sin rima. Algún osado podría pretender escribir sobre la panza de burro de Lima. La neblina que nos envuelve, cual manto protector, es un halo sagrado que viene circulando entre nuestras vías respiratorias desde mucho antes que Caral existiera. Es un aire reciclado, tal vez por eso, a veces, se siente cargado. Arrastra molestias Chavín, conflictos incaicos, guerras españolas, amores frustrados por la cólera, presidentes corruptos y un pueblo amargado. Mucho de esto no es filtrado por nuestros vellos nasales, ninguna parte del cuerpo fue diseñada para tal función. Como vemos, se puede escribir poesía sin estrofa ni verso. Siempre, sin embargo, sobreviven los tercos. La métrica es importante cuando hay que ser elegante. Pero en tiempos de sueños y de animales en el estómago, surgen frases surreales. Tenemos un idioma vasto, y somos dueños de diccionarios. Reinventamos palabras para decir que estamos agradecidos, que nos encantan nuestros ríos, que lloramos de emoción, que nos gusta una canción, que salieron bien nuestros proyectos, y que disfrutamos un beso. Hay momentos en los que se puede bailar sin ritmo, solo mover los huesos y los músculos, coordinar las articulaciones al compás que nos de la gana y sin pañuelo. El ritmo suele dar armonía, pero ¿acaso no disfrutamos dejar de alienarnos al mediodía y en la noche y en la ducha?

Todo es poesía. El pelo loco del aire otoñal y la emolientera tan servicial y el crucero peatonal y las fábricas de cemento y cal y el comercio internacional y una abeja en su panal y en el cerebro el lóbulo occipital y un orate que destila sentimiento y que quiera escribir en cualquier momento. Y tú.

  • YO

    yo soy tu fan N°1 <3

    • Juan Diego Delgado

      ¡Qué talento! Una magnífica forma de abrir este espacio. Felicidades.

    • tito

      Yo, Si soy tu FAN número 1.Extraordinario.

  • Guspavo

    El jale estrella de la revista para esta temporada

  • Daniela

    entonces yo soy tu Fan n° 2! jajajaja INCREIBLE!