Es sorprendente como varios políticos están buscando chivos expiatorios para librarse de la responsabilidad que tuvieron en la crisis política que terminó con la vacancia del expresidente Vizcarra. Dentro de este grupo de personajes que, por lo visto, guardan rencor, por el hecho de no tener entre sus garras la presidencia de la república, tenemos tanto a congresistas como a candidatos a la presidencia de la república. Asimismo, si bien muchas de sus declaraciones pueden calar perfectamente dentro de un programa de comedia, no debemos dejar de lado, que quienes declaran son personas que en estos momentos, o bien dominan la política peruana o aspiran a formar parte de ella.

Con respecto a los congresistas tenemos el ejemplo del expresidente de facto Manuel Merino. Esta última semana, el congresista ha vuelto a generar polémica debido a su aparición en un vídeo, después de que se le negara el uso de una sala del parlamento para realizar estas declaraciones, por parte de la presidencia del congreso. En la grabación, el parlamentario declara que lo único que buscaba al asumir el mando del Perú era evitar la continuidad de la corrupción en el poder. Pero eso no es todo, este personaje también exigió el retiro de la participación del Partido Morado en las elecciones del 2021, bajo el pretexto de que dicho partido político ostentaba en esos momentos en el poder. Por último, se debe de mencionar que en ningún momento Merino de Lama pidió perdón o hizo alguna suerte de mea culpa con respecto a la violencia policial ocurrida durante las manifestaciones en su contra.

Manuel Merino: Los escenarios que le esperan en el Parlamento ante la  investigación fiscal en su contra | POLITICA | EL COMERCIO PERÚ

Otro ejemplo de un congresista que no asume su culpa y que busca cualquier chivo expiatorio para lavarse las manos es Ricardo Burga. Este parlamentario ya declaro que si tuviese que volver en a votar por la vacancia lo haría a favor. También, en declaraciones a un medio radial dijo que se debía de mandar a realizar una investigación en contra del Partido Morado bajo el pretexto de que ellos fueron los que azuzaron las protestas. Por otra parte, tenemos al congresista de UPP Héctor Maquera, quien en un medio radial dijo que tenía evidencias que aseguraban que las protestas habían sido pagadas y que además hubo buses que transportaron a las personas hacia el centro de la capital. Esto para después desmentirse, tristemente, dos minutos después diciendo que las dichosas pruebas no existían y básicamente se trataba de un secreto a voces entre los parlamentarios: No tengo pruebas, pero tampoco dudas.

Por último, está el ejemplo de la ahora sorprendente ex fujimorista Martha Chávez, a quien los cibernautas peruanos han bautizado de una manera irrisoria, como la paciente 0 del Larco Herrera. Esto se debe a que todas sus declaraciones en contra de la protesta se basan en dos argumentos que, en lo personal, son bien simplones: Sendero Luminoso y MRTA están en las protestas, y que los manifestantes son miembros del Movadef. Por lo visto, igual que el señor Belmont, hay personajes políticos que siguen viviendo en el año 1990 y consideran que todo aquel que tenga ideas distintas a la suya no es más que un terrorista-maoísta-marxista-leninista.

El acto racista de Martha Chávez, visto desde Puno | NoticiasSER

Con respecto a candidatos a la presidencia de la Republica tenemos el ejemplo del señor Hernando De Soto, quien en su programa de televisión, Soluciones, mencionó que toda la culpa de las manifestaciones la tenía la ideología marxista, que estaba calando en la población más joven a través de las universidades y/o institutos.  Pero él no es el único, también está el virrey de Lima: Alfredo Barnechea, quien en un video mencionó que una mano oscura manipulaba a las personas y que por ello no podía formar parte de un proceso electoral que sin duda se encontraba manipulado. Bueno, al menos el señor estará más que feliz: no tendrá que volver a comer ningún chicharrón en su vida, a no ser que decida postularse de nuevo en las elecciones de 2026.

Barnechea renuncia a precandidatura presidencial - Diario ExpresoDiario  Expreso

En general, hemos podido ver que nuestra clase política no se interesa más que en mantener su buena imagen y que para ello buscaran cualquier excusa para liberarse de la responsabilidad que cargan sobre sus hombros. Lo ofensivo en sí es que estas excusas son las que se encuentran en cualquier manual de politiquería barata: calificar a cualquiera de tus adversarios de terrorista, lo cual sin duda es ofensivo para cualquier persona que haya vivido el terrorismo en carne propia; o bien aducir que un partido político, en este caso el PM, tiene el poder de movilizar a miles de personas en contra de un gobierno. La única posibilidad que tenemos para deshacernos de estos corrosivos elementos de política es informarnos, pero no solo para elegir congresistas, sino que además hay que leer historia peruana que sin duda alguna muestra por qué nuestra  sociedad y nuestra política se encuentra en un estado tan derruido.  Recordemos que solo nosotros, la ciudadanía, podemos cambiar el futuro de nuestro país y tener un mañana mejor.