En verano,  todos, generalizando, estuvimos muy pendientes de la fiebre de los Globo de Oro y los Óscar, la alfombra roja, si Scorsese se llevaba otra estatuilla o si Jennifer Lawrence repetiría también el plato de manera consecutiva. Unos días antes de los premios de la academia se entregaron también los premios Goya en España. Suelo ver todos los años esta ceremonia pues, si bien nunca logro ver todas las películas españolas que me gustarían, admiro mucho la cinematografía de este país.

La premiación fue amena, y tal vez lo que más me llamó la atención fue que durante todo el evento se transmitiera una película dirigida por David Trueba llamada “Vivir es fácil con los ojos cerrados”, a propósito de “Strawberry Fields Forever” de los Beatles. Esta cinta arrasó con las premiaciones excepto el de Mejor Película, pero tanto el director como el elenco terminaron por consagrarse al finalizar la noche.

Estuve con la idea de ver este filme ni bien tuviera el tiempo de ir a Polvos Azules y comprarlo en el pasaje 18. Tengo el DVD desde hace varios meses y recién he podido tener el tiempo de ver la película. En un principio pensé que iba a ser una cinta un tanto ‘fresa’ pero resultó ser una película muy amena, con actuaciones naturales y paisajes frescos. Verla ha sido como realizar un pequeño viaje inter-provincial saliendo de la rutina del cine hollywoodense.

“Vivir con los ojos cerrados” es una película muy simpática. Probablemente tenga cosas un tanto absurdas o tal vez demasiado irreales y algo fantásticas, pero la intención del director es atinada. El filme narra el viaje de un profesor de una humilde escuela  al lugar donde se encuentra John Lennon grabando una película, todo esto a finales de los 60’s, antes de la separación del grupo de Liverpool y durante la dictadura de Franco. Este profesor utiliza las letras de las canciones de los Beatles para enseñar inglés a sus alumnos. Él decide realizar este viaje para conocer a su ídolo y además mostrarle una pequeña queja y petición: ¿por qué no colocan las letras de las canciones de los Beatles en los discos? No obstante, el viaje no lo protagoniza él solo, en el camino conoce a dos jóvenes, Belén y  Juanjo, ambos con distintos problemas, quienes disimuladamente representan a esa generación a la que le cortaban las alas ya que les tocaba vivir bajo el régimen franquista.

Antes de ver la cinta es bueno no haberla idealizado demasiado por el hecho de haber ganado varios premios, la película es sencilla, alegre y las escenas se desarrollan de una manera fluida y natural. La duración es precisa y no hay momentos vacíos. La actuación de Javier Cámara, quien hace del profesor Antonio, me pareció  entrañable y muy esperanzadora. Además, los dos jóvenes complementan muy bien el trío protagónico.

Trueba finalmente nos brinda una cinta en la que los personajes salen adelante con una mirada optimista pese al gris panorama que se les augura para el futuro, muestra que hasta el sueño aparentemente más absurdo puede realizarse; pero claro todos sabemos que esto solo pasa en las películas.

 

Para mi amigo Antonio:

(Vivir es fácil con los ojos cerrados)

Let me take you down
‘cause I’m going to strawberry fields
nothing is real
and nothing to get hung about
strawberry fields forever

Living is easy with eyes closed
misunderstanding all you see
It’s getting hard to be someone, but it all works out
It doesn’t matter much to me

Let me take you down
‘cause I’m going to strawberry fields…