Todos tenemos páginas web favoritas, eso nadie lo puede negar. Para ver películas, ojear diccionarios, comerse bibliotecas en línea, comunicarse con los seres queridos, jugar con personas de todo el mundo, leer lo que acontece en la esfera global o incluso ver y descargar una infinidad de videos y música libremente. Tú eliges.

Hoy, en vista de que empieza a sentirse ya el frío, les presento rapidito un D.I.Y. (hazlo tu mismo) para poner bonitos tus labios y alejarlos de la resequedad típica de esta época. Nada mejor que ahorrarse sus buenos centavos, y ponerse a hacer un proyectito nuevo. No se van a arrepentir.

Mi engreída de hoy es Wikihow en español. Esta página tiene como frase publicitaria: “Queremos ayudar a todo el mundo a aprender a hacer cualquier cosa. Únete a nosotros.” Es de mis favoritas, porque tiene como eje principal la palabra “cómo” y eres libre de crear un usuario y contribuir con nuevas formas de hacer o lograr algo.

“Cómo ser líder”, “cómo dibujar personas reales”, “cómo limpiar joyas de oro”: las combinaciones son innumerables.

 Hoy les traigo “cómo hacer un bálsamo con cera de abeja”.

Primero los ingredientes:

– 15 gramos (1/2 onza) de perlas de cera de abeja o de cera de abeja molida de grado cosmético (se puede comprar en las tiendas naturistas, de hobby o de artesanías).

-1 cucharadita de miel o de aceite de almendras dulces (yo recomiendo miel, cómo para seguir con la línea).

-1 gota de aceite de vitamina E (puedes comprarlo en cápsulas en farmacias o tiendas naturistas).

-2 gotas de aceite con esencia de tu preferencia.

Paso 1 de 3: Derrite la cera de abeja.

Derrite la cera de abeja molida o en perlas a baño María cuidando que la temperatura sea muy baja; hazlo en un recipiente a prueba de calor en el microondas con intervalos de 20 segundos. Revuelve con frecuencia siempre hasta que se derrita por completo.

Paso 2 de 3: Tiempo de añadir los aceites

Añade una cucharadita de miel o de aceite de almendras dulces y revuelve. Deja que la mezcla se enfríe un poco. Añade una gota de vitamina E y 1 o 2 gotas del aceite esencial de tu preferencia. Sigue revolviendo. Si el bálsamo se ve demasiado líquido agrega un poquito más de cera de abeja, o en caso de suceder lo contrario, agregas un poquito más de aceite de vitamina E. No olvides revolver.

Tips:

– Prueba con aceites esenciales diferentes tales como lavanda, menta, limón, mandarina y otros, para aromatizar tu bálsamo labial de cera de abeja.

– Ponle creatividad al asunto: puedes mezclar. Pero trata de que las propiedades sean las mismas, y que no se inhiban.

Paso 3 de 3: Listo para envasar

Colocar envases limpios y secos (puedes reusar envases de pomadas como las del Vick Vaborub) sobre un plato o una fuente para hornear para evitar accidentes al verterlo. Vierte el bálsamo labial derretido en los envases. Trabaja con rapidez para que el contenido no comience a espesarse. Deja que el bálsamo labial casero se enfríe por completo hasta que esté firme. Tapa los envases.

– No llenes demasiado los envases, pueden darte problemas al querer cerrarlos.

– Si consigues tubos de bálsamo labial quedarían estupendos. Mucho más transportables, y lo beneficioso de ellos es que puedes reusarlos con una nueva mezcla.

Bueno lectores, hoy la practicidad ha tomado la batuta. Espero hayan tenido un buen fin de semana; no olviden que 10 minutos de cualquier ejercicio hecho al máximo puede marcar la diferencia de tu día, y hasta la próxima.