El jueves 17 de septiembre de este año, la pre candidata a la presidencia Verónika Mendoza se presentó en el Auditorio de EE.GG.LL dando inicio al ciclo de pre candidatos presidenciales organizado por Politai. La exposición inició con unas breves palabras de Giancarlo Caballero, presidente de la Asociación Civil Politai.

Mendoza empezó tocando uno de los puntos -para mí- más importantes en el debate político: la mirada “dogmática” del Perú como proveedor de materia prima y mano de obra barata. Para graficar un poco mejor este punto, utilizó el reciente caso del lote 192 de Loreto. Ella lamentó el “discurso fatalista y sesgado” del primer ministro Cateriano, quien afirmó que Petroperú no tenía la capacidad técnica para explotar dicho lote petrolero. La pre candidata afirma que la consultora internacional han desmentido al primer ministro, concluyendo que Petroperú si podría trabajar normalmente el yacimiento de petróleo, y también que el presidente Ollanta Humala “mañana (18 de septiembre) puede pasar a la historia aprobando la ley que le permitirá a Petroperú regresar a la explotación del petróleo en el lote 192”. Esto, a su vez, permitirá que dicha empresa estatal se inserte en la cadena vertical de la producción, extrayendo el petróleo, refinándolo en Talara y comercializándolo en los grifos de Petroperú.

Otro punto importante al cual se refirió Verónika Mendoza es la educación en el país. Ella lamenta la aparición de “pseudo universidades” en el país, que buscan lucrar con la educación y aplaude la promulgación de la nueva Ley Universitaria, pero insiste en que es necesaria una reforma en las universidades peruanas. Además, indica que se debe repensar e integrar la educación, para fomentar la innovación tecnológica y la investigación en el Perú, así como formar una verdadera alianza entre el Estado y las universidades para fortalecer el desarrollo social. Como parte de esta idea mencionó que las universidades están en toda la capacidad para identificar los cultivos más resistentes para apoyar a la pequeña y mediana agricultura frente al Fenómeno del Niño, así como también podrían identificar el tipo de infraestructura necesaria de acuerdo a las distintas zonas del país en caso de un fuerte sismo. Agregó que es también muy necesario incluir la interculturalidad en la educación, así como temas de género, ya que “en el 2014 el Ministerio Público recibió 19 mil denuncias por violación”, un tema pendiente desde los primeros niveles de enseñanza.

En el aspecto económico, la pre candidata critica al gobierno central, ya que la economía nacional se apoya principalmente en los commodities y hace falta diversificar la producción nacional, ya que los precios de los commodities no siempre se mantendrán al alza. Ella indica que no hacen falta solo rentas, sino generar oportunidades empleo, y que esto es algo que mucha gente le ha pedido en sus visitas a diferentes comunidades, diciendo “¡no queremos vivir de limosnas, queremos trabajar!”. Para Mendoza, el Estado debe apoyar constantemente a las pequeñas y medianas empresas con capacitaciones y créditos, y utilizó el ejemplo de los agroexportadores, ya que el Estado promueve el desarrollo y la inversión de los grandes exportadores agrícolas pero no el de las pymes de ese sector, pese a que en su conjunto representan al 25% de la PEA.

Una de las críticas más fuertes de Verónika Mendoza fue hacia la falta de prevención y planificación estatal, en el tema de gestión de los desastres naturales. Para relacionarlo con la actualidad, Mendoza habló acerca del Fenómeno del Niño, que tiene un “95% de posibilidades de aparecer en el verano 2016 y un 55% de probabilidad de ser fuerte o extraordinario”, y denuncia que la comisión multisectorial referida a este tema fue creada recién a inicios del mes de septiembre. Un funcionario del Ministerio de Agricultura le confirmó que “por cada dólar que no se gasta en planificación se gastan 13 dólares en el mismo desastre”. También hizo hincapié en que es necesario aprobar la ley de ordenamiento territorial y que el Ministerio de Producción, uno de los principales afectados por las complicaciones pesqueras por el Fenómeno, no está incluido en el Consejo Nacional de Prevención del Desastre. Lamenta que la llamada “clase política” sea reacia a planificar, incluso cuando esto significa la muerte de 400 niños al año por el friaje y las heladas en Puno, ya que fácilmente se podría estudiar el problema y construir casas que absorban el calor.

En cuanto a la descentralización, Mendoza señala que el 75% del presupuesto nacional es del gobierno central y solo el 25% de los gobiernos locales, pese a que estos son los que tienen que responder inmediatamente a las necesidades y los problemas de las comunidades. Afirma que se tiene la idea de que todos los gobiernos locales son corruptos por casos como el de Áncash o Cuzco, pero los casos particulares no pueden afectar a todos los gobiernos locales e indica que la corrupción no es exclusiva de los gobiernos regionales, así que si decidimos dejar sin fondos a los funcionarios corruptos, terminarían también cerrando el Congreso. La pre candidata también explicó que si bien los gobiernos regionales gastan en promedio “poco” (35%), el sector Salud y el sector Educación solo ejecuta el 23% y el 29% respectivamente.

Para finalizar con su presentación, Mendoza buscó responder a la pregunta “¿Podemos cambiar?”. Su respuesta fue “sí”, pero que necesitamos “voluntad política” y que los actores políticos “no tengan rabo de paja”. Ella piensa que con políticas abiertas y transparentes se puede combatir la corrupción, pero la falta de voluntad política trunca estas iniciativas como la no prescripción de los delitos de corrupción y la muerte civil. Otro obstáculo muy fuerte es el “rabo de paja” de muchas agrupaciones políticas, ya que en el caso fujimorista varios funcionarios se retiraron del país hasta que su delito prescribió y en el caso aprista buscan detener la inseguridad ciudadana luego de liberar narcotraficantes. Además, agregó, que se necesita una reforma policial, para mejorar sus sueldos, su capacidad de investigación y eliminar definitivamente el “24 x 24”, para acabar con los convenios entre policía y empresas que causa que las fuerzas del orden no sean neutrales ante conflictos sociales. Por último, mencionó que es necesario transparentar la elección del Colegio Nacional de la Magistratura y de los fiscales, así como recuperar el espacio público y brindar oportunidades a los jóvenes para recuperarlos.

En resumen, Verónika Mendoza plantea la planificación como uno de los ejes principales de su plan de trabajo, así como la diversificación de la producción nacional y el fortalecimiento de la industria para dejar de ser vistos como un país netamente proveedor. Este martes 22 de septiembre se presenta Marco Arana, el otro pre candidato de Frente Amplio que competirá con Mendoza en las elecciones internas este 4 de octubre, por lo que será interesante revisar y comparar sus propuestas. ¡Estemos atentos!