La franquicia de la ciudad del pecado recién tiene una temporada en la NHL, pero ha sido una de las nuevas franquicias con el mejor arranque de la historia de la liga. Ubicados como primeros en la conferencia oeste, muy por encima de clásicos como Los Angeles Kings, o los Anaheim Ducks, Las Vegas ha tenido como figura importante a un jugador con una de las carreras también en ascenso desde su arribo a la NHL. Estamos hablando de William Karlsson.

 

Nacido en enero de 1993, Karlsson llegó a la NHL la temporada 2014-15 luego de haber pasado la temporada anterior en el HV71 de la SHL y de la ya desaparecida Norfolk Admirals en AHL. Tras pasar en la liga más importante de América por los Anaheim Ducks y Blue Jackets, el mejor despegue de la carrera del sueco es curiosamente esta temporada, al llegar a Las Vegas. En 58 partidos disputados por Karlsson, ha marcado alrededor de 30 goles y ha realizado 21 asistencias (una de ellas en el duelo disputado este fin de semana ante Canadiens), que lo coloca en estos momentos como uno de los jugadores con más goles y puntos en la temporada para la franquicia.

¿Puede Karlsson llevar a esta franquicia a una posible Stanley Cup?

La respuesta con todas estas estadísticas de juego, sí. El sueco se encuentra on fire en la mejor temporada en su carrera (inclusive en la SHL no llegó a estos puntos). Además, no sólo se le debe tomar en cuenta sobre los goles y las asistencias anotadas, sino también por el buen juego ofensivo que viene realizando esta temporada. Karlsson tiene en su haber uno de los porcentajes más altos en la temporada en tiros a puerta: 24.8%, solo por debajo de Alexander Kerfoot (Colorado Avalanche) y Brett Connolly (Washington Capitals), que inclusive tienen menos de 20 goles hasta el momento.