No habría de sorprender el hecho de incluir a animales, con distintas funciones, dentro de los libros para niños. Normalmente, es esta categoría la que incluye a animales con capacidades de habla y actuación, lo cual hace más entretenida la trama que se quiere contar.

Así como existen personajes inolvidables para algunos lectores, estos pequeños mamíferos se han ganado el corazón de millones de lectores.
El gato con botas, por ejemplo, es uno de los más recordados personajes que se ganó el reconocimiento no solo de los espectadores de “Shrek”, sino de los atentos lectores de la historia de la tradición oral europea escrita por Charles Perrault.
Siguiendo la línea de tradiciones europeas, un gato burlón que probablamente ha sido visto por primera vez en “Alicia en el país de las maravillas” también es parte originaria de una tradición, esta vez, inglesa.
Otro ejemplo famoso es “El gato en el sombrero” (originalmente “The cat in the hat”), quien antes de ser una serie o película de televisión fue parte de una serie de libros infantiles pertenecientes a Dr. Seuss

Es realmente increíble cómo personajes de la vida cotidiana, e irrelevantes para algunas personas, pueden ser el eje de muchas historias contemporáneas que conocemos.

Hablando de gatos, se está llevando a cabo, en estos momentos, un evento literario en el famoso hábitat miraflorino de estos animalitos: el parque Kennedy. Desde el 26 de octubre hasta el 11 de noviembre del presente año, la Cámara Peruana del Libro ha puesto a disposición de los aficionados lectores este complejo literario con una bella y peluda compañía: los gatos.

Así que ya saben. Si quieren disfrutar de una tarde de libros y gatos, recordando, eventualmente, a los animalitos históricos que han sido parte de tradiciones y son ahora presencia importante dentro de la industria cinematográfica, no dejen de acercarse a este lugar.