Existen muchos lugares en la Lima de hoy que, con el pasar de los  años, han mantenido su tradicional  arquitectura. Permiten encontrarnos con la imagen de una “Ciudad de los Reyes” que solo vemos o recordamos en blanco y negro. El Museo Pedro de Osma, por ejemplo, es una majestuosa compilación del arte a través de los años y presenta al visitante una colección que abarca desde el siglo XVI hasta el siglo XIX.

No se trata de un museo que abre sus puertas a una serie de exposiciones; se trata de un hogar que nos acoge con sus enormes rejas y comparte con nosotros parte de su historia familiar y de la rica historia del arte peruano.

La colección que cuenta con más de cinco mil objetos de arte se divide en diferentes ambientes, tales como: la Sala de Retratos, Sala de Esculturas, Sala de Platería, etc., separados en dos edificios. A su vez, la casona que fue erigida en 1906 cuenta con una galería que alberga exposiciones temporales.

Toda esta maravillosa puesta se debe gracias a un hombre que dedicó gran parte de su vida y de su fortuna a albergar excelentes representaciones culturales de la historia colonial peruana: el ilustrísimo Don Pedro de Osma Gildemeister. Su amor por el arte lo llevó a iniciar su extensa colección, la cual hasta nuestros días sigue maravillándonos.

El museo abre de martes a domingo a partir de las diez de la mañana hasta la seis de la tarde, se ubica en el histórico distrito de Barranco en la Av. Pedro de Osma 423, la entrada para estudiantes es de diez soles y para el público en general veinte soles.

Es una visita imperdible no solo para aquellos amantes del arte peruano, sino para todos los que buscan aquel lugar que te invite a formar parte de su historia, de su tradición y, sobre todo, te reciba con los brazos abiertos, llenos de belleza y cultura.

1 2

3

45

67