Everyone says I love you (1996)

Dirección: Woody Allen

Alguna vez escuché decir que el amor es como un musical. Está lleno de actos fantásticos, graciosos pero tiernos, donde todos están ansiosos por ver el gran final. Esto es lo que veremos en un musical con el peculiar giro cómico-sorpresivo que nos suele presentar Woody Allen. No hay personajes principales. Al mejor estilo de Broadway, un musical debe mostrar todos los rostros de la situación, todos los sentimientos, todas las travesuras y hasta todas las penas en conjunto con un reparto espectacularmente grande.

El filme narra las distintas concepciones generacionales que posee una misma familia, de lo que se entiende como amor. Todo esto iniciado por el compromiso de dos jóvenes amantes (Edward Norton y Drew Barrymore). Desde una pequeña niña (Natalie Portman) que experimenta un pasional amor a primera vista, un anciano preocupado (Woody Allen) por creer que nunca más se va enamorar al saber que su ex mujer decidió tomar otro rumbo; o hasta un romance fugaz entre una chica de bien y un ladrón enamoradizo (Tim Roth) es lo que reflejan las graciosas y tiernas canciones –y bailes- de la película.

P.d.: solo esperen los ultimo 5 minutos de le película y llorarán de la ternura.

Puntaje: 7/10

The Royal Tenenbaums (2001)

Dirección: Wes Anderson

Probablemente, una de las mejores películas de Wes Anderson casi empatada con Moonrise Kingdom. Es la historia de tres hermanos (Ben Stiller, Gwyneth Paltrow y Luke Wilson) que vuelven a juntarse luego de años de estar separados para pasar los últimos momentos de la vida de su padre juntos.

Pero la familia Tenenbaum no es una familia convencional. Es una familia en la cual siempre reinó el desorden y el miedo/resentimiento por la autoridad del padre (cosa que se detuvo cuando los hijos comenzaron a vivir por su cuenta). Pero, también, es una familia donde hay sentimientos escondidos entre los hermanos que nunca salieron por miedo a estallar. Es inevitable mencionar los problemas incestivoro-destructivos del personaje de Luke Wilson.

Y ahora, luego de años en el olvido, esta familia está por estallar. Película perfecta para alguien con daddy-issues.

Puntaje: 9/10

Once (2007)

Dirección: John Carney

Un guitarrista callejero y una florista se ven por primera vez en las calles de Dublín. Él está desempleado, desconsolado y perdido. Ella está tratando de adaptar su vida en la ciudad tras el inesperado “abandono” de su esposo. El no logra olvidar una novia que se fue a Londres. Los dos están perdidos. Pero los dos, al verse, tal vez encuentren la esperanza que necesitaban.

Los dos  se enrumban en un viaje musical en la que parece no importar la barrera musical, ya que en ellos ven algo que habían perdido: el rumbo de sus vidas. Es verdad, esta descripción parecerá corta, pero la película solo puede vivirse realmente si sienten la música.

Puntaje: 7/10