Con el propósito de la fiesta del fútbol, les traigo una columna sobre algo casi tan trascendental como los partidos mismos: la canción del Mundial. Empecemos con un poquito de historia. La canción del mundial no siempre estuvo ahí, la primera canción del Mundial data de 1962, cuando se anunció que Chile sería la sede del evento. Para celebrar este honor y en respaldo a la causa, una banda de rock chileno llamada Los Ramblers tocó una canción en el famoso Festival de Viña del Mar. Esta canción llevaba como título El Rock del Mundial y se consagra como la primera canción del Mundial. Bueno, esta canción obviamente por el año tiene toda la onda blues/rock de Elvis. A partir de ella es que la FIFA buscó amarrarse con las canciones del Mundial y hacerlas oficiales -nunca faltó Coca-Cola compitiendo con alguna idea a la par-. Como para hacer un remember, quería escribir sobre las canciones de los cuatro últimos mundiales, que creo que la mayoría de nosotros podrá recordar.

El Mundial de Francia ’98 tuvo como canción oficial una canción de Ricky Martin. Esta llevaba como título la Copa de la Vida. Para empezar, Ricky es uno de mis cantantes pop favoritos. La canción es una canción pop con su rico teclado salsero en el pre-coro y los arreglos electrónicos detrás, muy fuerte en composición y -a pesar que los versos están en inglés-, no pierde el sabor latino. A la par, se promocionó una canción con un estilo totalmente distinto, pop también con unos tintes percusivos y vocales africanos, cantada en francés. Los autores de la canción son Youssou N’dour y Axelle Red. La canción se llama La cour des grands y, en realidad, creo que podemos entender por qué la de Ricky Martin tuvo tanta pegada y esta no, es una canción bastante tranquila para una celebración tan grande.

Corea-Japon 2002 trató de apuntar a un nuevo formato de canciones oficiales del Mundial, buscando promover una canción por región. Para el caso de la región asiática, Let’s Get Together Now fue la canción para la ocasión. Bueno, es una tarea casi imposible hacer que una canción en japonés o coreano pegue alrededor del mundo -a menos que seas PSY-. Esta canción tiene una versión en ambos idiomas, una para cada país anfitrión. Otra canción fue Boom de Anastacia, que, en realidad, no tuvo mucha pegada. La onda del House creciente hizo posible que la canción de Vangelis también apareciera, Anthem FIFA World Cup 2002. Me hace recordar mucho a la onda de Safri duo. Patricia Manterola fue el target para América Latina. Que el futbol no pare fue la canción para nuestro continente. Para mí, en realidad, está totalmente descalificada por el excesivo uso de Autotune. Creo que fue una Copa del Mundo demasiado importante para la calidad de canciones que eligió oficializar la FIFA.

 

Alemania 2006 fue el mundial que viví con más lucidez. El coro de Celebrate the day es fácil de recordar, es una canción que pega fácilmente, fue mejor que en los años anteriores. Creo que una canción gloriosa de ese Mundial es Time of Our Lives, las armonías vocálicas son hermosas y tiene la cuota silenciosa precisa que necesita un Mundial. Además, imaginártela luego de ganar un partido cae tan bien como We are the champions. Otra canción promocionada para la época fue Hips Don’t Lie, Stand Up y La Camisa Negra. Creo que Alemania 2006 es el punto de quiebre en el cual empiezan a entender que lo que la gente quiere es una canción que se pueda corear con facilidad y que tenga un alcance realmente masivo.

Es por eso que la situación de las canciones del Mundial 2010 mejora. Bueno, siempre es un poco más fácil escoger una canción coreable si tiene influencia africana; generalmente se caracteriza este estilo por melodías relativamente cortas, repetitivas, con un bombo líder de marcha de medio tiempo detrás. Así podemos entender el éxito de Wavin’ Flag que tiene remixes y versión en español. Una canción que me encantó para el público de Latinoamérica fue Yerbatero, de Juanes. La verdad, Juanes siempre me impresiona, incluso si sus canciones tienen onda pop, son esencialmente rock. Bueno, creo que Waka Waka es inolvidable, la verdad no me gusta esa faceta con la que experimenta Shakira, pero la canción hace su mérito propio.

 

Finalmente llegamos al mundial de este año, realizado en nuestro país vecino. Sinceramente, creo que la FIFA captó que la onda en la percusión es crucial para una canción del Mundial. Todo Mundo tiene mi visto bueno como la mejor composición que va de los mundiales, es una canción muy completa. Su versión en español no me gusta tanto porque le quitan su esencia percusiva, pero suma muchos puntos para una canción pop. Saturar voces en una canción pop no es tan fácil. Creo que es temprano para decir que las demás canciones promocionadas sobresalen por su propio peso, pero al menos estamos encontrando un patrón de rasgos distintivos entre las canciones para los mundiales. Personalmente, creo que la pegada de la canción de Ricky Martin es insuperable, pero veamos que nos deparará Rusia 2018. Me despido con la canción de Pitbull, We are One. Esta canción es toda una fiesta.

 

Stay tuned!