12

Wow, muy aparte del post de hoy, me doy cuenta que las vacaciones y los días de relajo se están alejando, y les cuento un poco que pasaré los pocos días de vacaciones que me quedan en cama por algunos días, ya que por una torpeza mía caí de rodillas en un accidente #DolorYMásDolor. El punto es, las vacaciones se acaban queridas fashionistas, pero espero que hayan tenido muy buenas semanas de relajo para empezar un nuevo semestre #PositivismoALaVena.

Vayamos al post de hoy. Esta vez les traigo esta tendencia un poco conocida, la de los abrigos, pero no abrigos comunes, sino grandes, exuberantes y que llamen la atención.

Estos abrigos, sacos, coats, etc., marcan una diferencia increíble en los outfits que usemos y más ahora que el frío invade Lima terriblemente. Mientras más grandes sean es mucho mejor, pues el objetivo es dar esa ilusión de tomboy, pero no tanto, pues debajo podemos tener un poco de prendas ajustadas, o si somos más atrevidas y no nos importa que se nos vea sueltas, OVERSIZE + OVERSIZE = PERFECT MATCH

Investigando un poco, encontré que estos abrigos, en realidad, los comenzaron a usar las hermanas Olsen, sí, una gran idea la de ellas por ese estilo que marcan mucho, que es el boho chic (me encanta). Ahora los diseñadores han presentado sus colecciones de invierno con muchas propuestas de estos abrigos, dándolos a conocer con el tema del oversize, ya sean largos, anchos, con combinaciones de texturas, con las hombreras para crear una efecto que fuera como un abrigo de hombre pero adaptado para la mujer… cosa que es fascinante, pues una vez más, rompemos el estereotipo de “los hombres se visten como hombres y las mujeres como mujeres”.

Es una prenda muy combinable, para todas. Y es imprescindible que cada una tenga un abrigo, ya sea oversize o no, en nuestros armarios. No saben lo que hacen por nosotras cuando estamos en aprietos.

Les dejo unas fotos:

a1 a2

a3 a4

a5 a6

a7 a8

1 2