El pasado 15 de agosto los talibanes lograron tomar el control de Kabul, la capital de Afganistán, y con este tener el control de todo el territorio afgano. Durante la última semana se ha podido observar que la mayoría de países han optado por retirar a sus ciudadanos del territorio afgano, algunos también decidieron llevar a ciudadanos de nacionalidad afgana, cuyas vidas corren peligro. Es necesario tomar en cuenta que, a principios del 2021, el presidente estadounidense, Joe Biden, decidió retirar a los grupos militares de Afganistán en un plazo de seis a ocho meses, este factor fue el que facilitó la toma de poder por parte de los talibanes, puesto que tenían el camino libre. 

Este evento significa un peligro para todas las mujeres, ya que en el último régimen encabezado por los talibanes, las mujeres debían llevar una burka (prenda que cubre todo el cuerpo y tiene una pequeña rejilla por la cual apenas se puede ver), no podían estudiar ni trabajar. Asimismo, estaban prohibidas las imágenes de mujeres en las calles y ellas solo podían salir acompañadas de un familiar hombre o de su esposo. Por añadidura, diversos testimonios de ciudadanos afganos, han dado a conocer que los talibanes han ido de puerta en puerta con el fin de forzar a niñas a contraer matrimonio con miembros de los talibanes.

Por esas razones y más, es que miles de personas han intentado huir del territorio afgano a como dé lugar. Durante los primeros días de la noticia, era imposible para los aviones poder aterrizar en el aeropuerto, pues las pistas estaban llenas de personas. Además, existen videos en diversas plataformas, en los cuales se puede observar a padres de familia, entregando sus hijos a los militares estadounidenses, con el fin de que se vayan con ellos y tengan una mejor calidad de vida.

En el último fin de semana, diversas personas en países europeos, han marchado y pedido a sus respectivos gobiernos por más solidaridad con el pueblo afgano. En ciudades como Berlín, París, Copenhague, Londres, etc. se observaron algunas de dichas marchas. De acuerdo a diversos medios de comunicación, en el caso de Alemania, los 16 estados de dicho país han confirmado que están dispuestos a aceptar a los ciudadanos afganos en busca de un mejor futuro y seguridad. 

Muchas personas pueden preguntarse, ¿por qué nadie puede detener a los talibanes? No existe una respuesta definitiva y es que, durante los últimos años han intentado diversos países de la OTAN y del comité de seguridad de la ONU, contener a los talibanes y “democratizar” al país afgano; no obstante, con la retirada de la milicia estadounidense, varios de estos países también están optando por retirar sus tropas, por lo que el pueblo afgano se quedaría solo y tendrían que luchar su propia batalla.

La situación es incierta para muchos, las protestas no pararán, pero se espera que pronto la situación pueda estar controlada y que se respeten los derechos de las mujeres. El mundo debe estar atento a lo que ocurre en Afganistán y no ignorar lo sucedido, millones de vidas dependen de nosotros.