El domingo 28 de noviembre a las 5:52 am se presentó un movimiento telúrico de alta intensidad en el departamento de Amazonas. De acuerdo al Instituto Geofísico del Perú (IGP), el terremoto tuvo una magnitud de 7.5 en la escala de Richter y tuvo como epicentro 98 km al este de Santa María de Nieva, Condorcanqui en Amazonas.

El movimiento fue sentido en casi todo el territorio peruano, parte del Ecuador, Colombia y Brasil. Además, se reportaron 3733 personas afectadas, 2400 damnificados y 375 viviendas inhabitables; así como, 1 víctima mortal. Sumado a ello, la iglesia de Jalca Grande (la más antigua de la Amazonía peruana) fue destruida debido al terremoto.

No obstante, el efecto más catastrófico que ha relucido debido al movimiento telúrico ha sido la poca atención que se le ha brindado a la Selva peruana en los últimos años. Se ha evidenciado la falta de comunicación entre los ciudadanos, pues muchos han quedado incomunicados ya que, la señal en dicha zona es muy débil y deficiente. Asimismo, los únicos caminos y carreteras, en su gran mayoría, han sido destruidos por el terremoto; por lo tanto tardará aún más tiempo en llegar ayuda a las zonas damnificadas.

No obstante ¿cómo ayudar a los damnificados? Y ¿qué aprender de lo sucedido?

En respuesta a la primera pregunta, se han instalado puntos de acopio de ayuda humanitaria en Moyobamba, Tarapoto, Juanjui, Tocache y Lima, en la sede central del Ministerio de Producción en San Isidro. En dichos centros se están recibiendo frazadas y mantas, alimentos no perecibles y artículos de higiene personal. En caso no se pueda colaborar con lo mencionado anteriormente es importante difundir la información para que llegue a todos los peruanos y poder ayudarnos en momentos difíciles como estos. 

En respuesta a la segunda interrogante, INDECI ha vuelto a compartir información (una vez más) sobre la importancia de las mochilas de emergencia y qué deben de contener. En la siguiente publicación se puede encontrar más información acerca de ello.

Además, es importante mencionar que en el mensaje a la nación emitido por el presidente Pedor Castillo el último lunes 29 de noviembre, dispuso la declaratoria del Estado de Emergencia en Amazonas, Cajamarca, Loreto y San Martín. Por último, es importante que en momentos duros como estos no se deje de ayudar y apoyar a nuestros compatriotas que se han visto afectados por el terremoto. Asimismo, es momento de que las autoridades se preocupen más por la Selva peruana y no la dejen olvidada.