El Descentralizado está a tan solo una fecha de terminar y todos los “futboleros” están muy interesados en ello. La Segunda División terminó y ya ascendieron Los Caimanes de Puerto Etén con un plantel de 29 años como promedio de edad (si es que mis matemáticas no me fallan). ¿Y el otro inquilino?

En el fútbol peruano hay dos modos de ascenso a la Primera División. Uno de ellos es la Segunda División y el otro es la Copa Perú, también conocida como el torneo de fútbol “macho”. La segunda está compuesta, en su mayoría, por equipos amateur y se juega en estadios  que algunas veces no cumplen con la infraestructura adecuada. Además, es un torneo en el que la violencia está presente en sus distintas etapas (distrital, provincial, regional y nacional) y los partidos no cuentan con las medidas de seguridad necesarias.

Con respecto al tema de la violencia, hace unas semanas se produjo una terrible agresión al jugador Martín Dall’ Orso, el cual tiene experiencia en la máxima categoría del fútbol peruano. El señor falló un penal en la tanda de penales que definía el pase a cuartos de final entre su equipo -Fuerza Minera- y Saetas de Oro. Luego del incidente, le lanzaron piedras e incluso le robaron sus pertenencias. Este tipo de agresiones siempre están presentes en el torneo y aún no se han tomado las medidas que corresponden para intentar evitarlas.

Creo que el sistema de ascenso del fútbol peruano debe ser modificado. Mi idea (y, quizá,  la de otras personas) es que la Copa Perú pase a ser la Tercera División y que participen los mejores equipos de ésta. Estos equipos tienen que estar en la capacidad de mantener una economía estable. Además, podría considerarse que la Copa Perú sea parecida a la Copa del Rey en España.

Actualmente se están  jugando las semifinales del torneo entre Willy Serrato (Lambayeque) vs. Unión Huaral (Lima) y San Simón (Moquegua) vs. Alipio Ponce (Junín). Tanto el equipo huaralino como el juneño han tenido experiencia en la Primera División, mientras los otros dos equipos buscan alcanzar la gloria.  Los partidos de ida se jugaron el domingo 24 con la victoria, por un lado, del Willy Serrato por 1-0 en el Estadio “Rómulo Shaw Cisneros” de Chancay. Por otro lado, el equipo moqueguano logró un contundente 4-1 en el Estadio “Los Sinchis” de Mazamari (Junín). Como se puede observar, tanto el equipo norteño como el equipo santo lograron victorias fuera de casa, lo que les permitirá afrontar los partidos de vuelta con la ventaja de los goles de visitante.

En unas cuantas semanas tendremos un nuevo inquilino en el Descentralizado. No se sorprendan si este imita las campañas del León de Huánuco y Real Garcilaso, es decir, ganar la Copa Perú y al año siguiente llegar a la final de la Primera División. En el fútbol, siempre hay grandes sorpresas.