seleccion-peruana-voley

La selección de vóley de mayores perdió contra Argentina y contra Brasil en el Sudamericano de Vóley, y quedó relegado al tercer lugar. Después de los partidos jugados contra Venezuela, Chile y Colombia, parecía que la selección iba de frente al primer lugar. Sobretodo después de voltear 3-2 el partido a Colombia, muchos nos ilusionamos con la medalla de plata, si no la de oro. Sin embargo, Argentina nos puso en nuestro lugar y Brasil no nos dio opciones para triunfar.

El año pasado nos pasó lo mismo, Argentina nos sacó del mundial al ganarnos un partido decisivo. Sin embargo, soy de los que creen que llegaremos hasta la final solo por el positivismo y triunfalismo de los medios de prensa. No somos nada objetivos al momento de analizar las cosas. Perú no está para ganarle a Brasil ni a Argentina, y si no puede por lo menos ganarle un set a Brasil, entonces será difícil mantenernos en el mundial. Pero no estamos para hablar de eso.

Perú no pudo quedarse con el oro y si analizamos por qué, podríamos llegar a concluir que no es más que un bajo autoestima. Si le volteamos el partido a Colombia, estamos para luchar más contra Argentina y Brasil. No tengo la convicción de que la razón es el autoestima, pero pienso que influye mucho. Cuando el jugador mira y tiene delante suyo a equipos de jerarquía, es lógico que se sienta amilanado, pero no es lógico que pierda 3-0 si su equipo es bueno. Y no hay duda de que el equipo es bueno, y se notó. Ganamos tres partidos seguidos y pienso que eso tampoco es por las puras. Perú está, sin duda, para más, pero también está para no hacer caso a triunfalismos ni optimismos. Hay que pisar tierra.

Nos queda jugarnos el pase a la final, el cual pienso que no conseguiremos. Quién sabe si le ganemos a Argentina esta vez, yo creo que no. Por lo pronto, queda solo NO conformarnos con la de bronce, sino jugar el Pre-mundial como si hubiésemos ganado la de oro. Todavía podemos llegar, sí. Difícil, pero siempre a apoyar. Vamos, Perú.