Jueves 8 de junio, 9pm, llego al local donde es el concierto de Santiago Motorizado. No hay nadie en la puerta, nadie atendiendo, verifico la dirección nuevamente, y sí, es ahí. Vuelvo una hora más tarde y empieza el movimiento. Gente con vestimentas y peinados peculiares tomando cerveza o algún trago corto esperando al artista. Se nota que los asistentes son un público muy  específico, lo cual me apena pues su producto puede ser para cualquiera.

Santiago se hizo esperar, dos teloneros que sonaron sin pena ni gloria, y quienes solo alargaron la espera. Hasta que en un momento de distracción salió: para los 100 o 150 asistentes empezaba la euforia.

El cantante nos explicó rápidamente cómo es la dinámica de su proyecto de solista. Sus canciones las tocan con músicos de apoyo y las de “Él Mató a un Policía Motorizado”, su mítica banda argentina, él mismo las reproducía a guitarra y voz, lo cual le daba un toque íntimo, y transmitía otro sentimiento a través de las clásicas canciones de su banda.

El concierto fue enigmático, Santiago Motorizado es un personaje peculiar, un artista consagrado, pero con un escenario muy chico para él. Sin embargo, cuando ha venido con “Él Mató a un Policía Motorizado” el público ha respondido mejor, ya que es la banda por la cual lo conocemos, aunque él como solista vale la pena al mismo nivel.

Me llamó la atención en especial una canción nueva que tocó: “El Tesoro”, una melodía cálida y nostálgicamente romántica. La canción armaba una atmosfera lúdica y ligera, pero sin dejar atrás la complejidad de la composición. “El Tesoro” forma parte de un EP con el mismo nombre que lanzaron este año como adelanto de su nuevo disco “La Sintesis O’Konor” que sale el 22 de este mes.

Su carrera empezó en el 2004 con el primer disco de su banda argentina, y desde hace poco tiempo toca como solista; de hecho es la primera vez que llega a Lima con este formato. Además, Santiago ya tiene múltiples álbum, EPs, singles, y con tan solo 37 años, quedándole aún muchos kilómetros por recorrer.

Según Jota, cantante de Los Planetas, “Él Mató a un policía motorizado” es la mejor banda de indie del nuevo siglo. Esta es una declaración un poco fuerte de hacer, pero de lo que no queda duda es que tienen una propuesta más que interesante y sobre todo con mucha entrega y mucho más por dar.

Un aspecto muy peculiar de su arte es la lírica. En muchas canciones parece que la letra puede hablar de cosas muy triviales o banales, pero la moneda tiene otro lado, en el que si las interpretas de una forma distinta pueden llegar a ser profundas o, al menos, Santiago, las canta desde este espectro dual y engañoso.

En resumen, su presentación en Lima fue genial y bastante divertida. Un grupo de gente solo aclamaba que cantara la canción “Gomoso” y después de tanta insistencia la tocó convirtiendo ese momento en el clímax del concierto.  Como cualquier ser humano, casi al final ya se notaba cierto cansancio de su parte, pero para la última canción y una de las más movidas, “El Proximo Movimiento”, sacó lo poco de energía que le quedaba para deleitarnos en su versión más rockera.  Sin duda un lujo de artista y también una pena que en Lima solo haya tenido entre 100 y 150 asistentes.

*Un agradecimiento especial para Alessandra, la chica de oro, quien me enseñó la música de este artista.