liguillas120813

Después de esta fecha, las “liguillas” se van formando poco a poco. Real Garcilaso es el líder de la liguilla de los impares, habiendo ya sacado una ventaja de 5 puntos sobre el segundo y clasificado a la Copa Libertadores. Con la victoria de ayer, la U sumó 49, y así se colocó segundo y casi líder de la liguilla de los pares. Cristal, Vallejo y Alianza, que vienen después de la U y cuyas posiciones son 3ro, 4to y 5to respectivamente, no tienen sus liguillas definidas aún. A ninguno, sin embargo, le gustaría estar en el grupo de Real, pues es considerable la ventaja que lleva.

Las liguillas, sin embargo, no son algo que en mi opinión deben preocupar. En el fútbol todo es posible: “bloopers”, ventajas, lesiones, expulsiones, goleadas, malos arbitrajes, etc. La ventaja que tiene Real puede ser reducida, no hay duda de eso. En ese sentido la separación por liguillas es simplemente para hacer que el campeonato dure menos. Me parecía más eficiente el sistema de “Apertura” y “Clausura”, pues la pelea se reducía a que el campeón del apertura tenga que quedar entre los 6 primeros para ir a la final. Pero las cosas son diferentes ahora. Este sistema puede llevar a cualquiera a la final, no importa el primer campeonato, ese es simplemente para sortear los grupos.

Así, va acabando esta primera fase, la cual fue irregular. Los equipos han estado con puntos altos y bajos, tanto los de arriba como los de abajo. Fue una primera rueda llena de irregularidades también dentro del arbitraje en general. Los errores como los offside de Melgar vs. Universitario y Cienciano vs. Alianza Lima son imperdonables. Cuando esos errores se dan, los árbitros no reciben sanción alguna. Tal vez esa es la razón por la cual no hay un buen sistema ni una preocupación cuando algún error es cometido.

Se acaba entonces el primer paso. Esperemos que el segundo no sea igual de irregular. Alianza ha venido levantando con dos partidos ganados (Aurich y León de Huánuco), la U también viene ganando y parece que está en racha. Cristal ha ido bajando su nivel, y parece que seguirá de la misma manera. Así, las distancias se van acortando, y el campeonato por liguillas nos tendrá  sin lugar a dudas con el corazón en la boca.