vley peru

La selección peruana de voley femenino es (o por lo menos ha sido) considerada una de las potencias mundiales en dicho deporte. Recordemos aquel equipo que trajo desde Seul la medalla de plata. Sin embargo, hace unos días fuimos eliminados del mundial sub-20 en la República Checa, eliminación que si bien para algunos pudo ser sorpresiva, para otros no tanto. Se veía, para estos, que la eliminación estaba cerca: ‘fallas repetidas en la estrategia’ fue uno de los argumentos que se usaron para justificarla. Pero desafortunadamente esto es constante dentro de los deportistas peruanos.

Cuando pasaron de la fase de grupos, todos creíamos que llegarían un poco más lejos que los octavos de final. Teníamos, en mi opinión, equipo. Pero algo hay en la mentalidad que debe cambiar. Si es un sentimiento de inferioridad, miedo a fracasar y darse por vencidos de una vez, si es algo exterior… quién sabe. Lo cierto es que las fallas son casi siempre las mismas. Las derrotas se dan casi siempre en partidos importantes. Y generalmente se dan después de salir victoriosos de un partido difícil. Por lo tanto, la eliminación de Perú del mundial en República Checa no ha sido porque jugamos mal o porque pasamos por “suerte” de la fase de grupos, la eliminación se dio o por fallas estratégicas o por mentalidad de inferioridad. Esto debido a que no es posible que ganando dos sets a cero, nos volteen a tres sets a dos. Algunos dirán que así es el deporte. Yo respondería “no”, así es el fútbol, el voley no. En cuanto a voley, los equipos están divididos por una net, y si bien no se puede hablar de controlar un partido, se puede hablar de tener superioridad. Perú siempre fue superior en ese sentido.

Si nos damos cuenta, es la misma figura que sucedió en las olimpiadas de Seul de 1988. Teníamos el mejor bloqueo del campeonato y estábamos dos sets arriba de la Unión Soviética. Sin embargo, a partir del tercer set el nivel fue decayendo. ¿Cansancio? Yo, a pesar de no haber visto el partido, no lo creo. Problema de estrategia, problema de mentalidad, no lo sé. Pero eso no se explica debido al cansancio. Esto lo creo, pues por una medalla de oro una persona normal no se cansa así no más. Es más, si está lesionado… no importa. Se quiere jugar. Lo mismo creo yo ha sucedido en este mundial juvenil. Cualquier cosa pudo haber sido factor, menos cansancio.

Así, la eliminación de Perú se dio o por fallos estratégicos en la directiva técnica o por una mentalidad de inferioridad. No encuentro otro problema dentro de la participación del equipo peruano, porque teníamos equipo para llegar, por lo menos, a la semifinal. Bulgaria era un equipo mucho más accesible que el mismo República Checa, al que le ganamos tres sets por cero. Necesitamos, por lo tanto, una “reparación” drástica o en la mentalidad de esas chicas que son buenas deportistas o en el cuerpo técnico y, quién sabe, si también dirigencial. Perú tiene para bastante más de lo que mostró. Así que a mantener las esperanzas, que las medallas de oro algún día llegarán.