Te levantas un poco más temprano de lo normal: hoy será “diferente”. Abres el cajón, abres el closet, buscas entre el cúmulo de ropa que se junta por ahí. Estás cansado de la combinación polo-jean-zapatillas, en realidad podrías hacerlo de nuevo, pero hoy debería ser diferente, hoy quieres algo más. Después de darle una revisada o, tal vez, dos o tres, te das cuenta que no tienes la cantidad de prendas que quisieras y una leve pseudo depresión se apodera de tu cuerpo poco fashionista.

Seas del género que seas… ¡Aún hay esperanza! Tantas veces hemos pensado “no tengo ropa”, pero es hora de que nos cuestionemos; quizá no sea un tema filosófico, pero sí es hora de tomarnos el tiempo de hacerlo,  la pregunta será: “¿No tengo más posibles combinaciones de ropa?”. El mundo de las combinaciones nos abre hoy una puerta al paraíso fashionista, y no (no, no, !!!NO!!!) no es necesario ser fashionista para llegar a él, solo es una cuestión de realzar tu propio estilo, tu esencia.

Aclarado lo anterior, hay consideraciones importantes que una persona debería tener, es decir, que necesitas:

  1. Estilo, personalidad, swag. Recuerda que la ropa no hace a la persona, sino la percha y la forma cómo la  llevas. Puedes usar ropa de Gamarra y llevarla como si estuvieras en la pasarela; como también puedes llevar ropa ultra cara y no combinarla bien, o no ponerle estilo. Incluso la caminadita forma parte del estilo.
  2. Estar abierto a las posibilidades y probarte todo. No hay una regla de oro para la combinación, no existen cosas como que siempre negro con blanco van, recuerda que todo depende. Depende de factores como color, textura, forma, tamaño, etcétera. Por ello, tienes que jugar con la ropa y combinar, pruébate todo porque sino nunca sabrás como queda en TÚ cuerpo, y OJO, es muy diferente ver un maniquí y pensar que así nos debería quedar, o, por el contrario, pensar que nos quedará así.
  3. Conoce y acepta tu cuerpo, que no te falte el espejo completo. Después de haber dicho el punto anterior es muy importante mencionar este, ya que nada será posible si no nos aceptamos tal y como somos, es decir, todo lo bueno y todo lo malo. Y eso significa que siempre tenemos que realzar todo lo bueno que vemos en nuestro cuerpo y trabajar con lo malo, aceptarlo, algo asi como <<work it bitch>>. Luego enorgullecernos de cómo somos será importante el espejo de cuerpo completo, él no nos mentirá, nos ayudará a ver la imagen completa sobre cómo nos va quedando el look.

Luego de esas reglas de oro, que son previas a la combinación, no hay reglas de combinación que sean 100% ciertas, puede que haya restricciones como nunca llevar medias blancas con pantalón y zapatos oscuros, pero no de combinación, ahora estás listo y preparado para la acción y debes recordar que en la ruta de la moda nos equivocaremos algunas veces, pero la intención siempre será vernos y sentirnos bien con nosotros mismos.

Abajo les dejo fotos sobre combinaciones de ropa para que se den cuenta que una prenda se puede llevar de muchas formas. Nos vemos pronto; ¡sigan combinando!

 

 

 

q 1 2 3 4