Estas últimas semanas, los peruanos hemos sido testigos de cómo cada día que pasa, nuestra clase política, sin importar el color político que tengan, se ha ido desprestigiando cada vez más. Sin embargo, también es necesario resaltar que, no solo nuestra clase política es la que ha disminuido con respecto a su calidad, sino también el electorado, a quienes algunos pseudo-analistas no han tardado en denominar el “electarado”, únicamente por compartir las ideas políticas de dichas personas.

Elecciones Generales 2021 - ONPE

Aún así, esta grotesca denominación, dirigida hacia compatriotas peruanos, tiene cierta verdad. Es evidente que hay un amplio porcentaje de las personas que votarán el 11 de abril que no se han tomado, hasta la fecha, la tarea de investigar respecto al candidato(a) o partido político que escogerán, esto debido al desprecio que hay por la política causada por diversos actos de corrupción. Es más, muchos electores solo se basan en las promesas que no tienen fundamento con el único propósito de captar votos; y que, inclusive pondrían en jaque la tan preciada economía del país que, en estos momentos, se encuentra en UCI. Entre las mismas se encuentran: tomar el control del BCRP, desaparecer las AFP para dar lugar a un sistema estatal, que el Estado cree empresas de diversa índole, cancelar contratos de peajes, construir un tren de Tumbes a Tacna, darle armas a todos los ciudadanos bajo el pretexto de que solucionaran los feminicidios y demás.

Debate Presidencial JNE hoy, en vivo: candidatos, propuestas y encuestas |  Elecciones Perú 2021 - AS Perú

Por otra parte, es sorpréndete como no se pudo encontrar un traductor quechua-español para que la población peruana pudiese entender el discurso del candidato Gálvez, a sabiendas de que él comunica sus propuestas en esta lengua ancestral. Esto nos lleva a concluir que, tanto conservadores como liberales tienen otras prioridades con respecto a la brecha lingüística que existe en nuestro país. Mientras que el primer grupo piensa que no hay ningún problema en que no se enseñe esta lengua en las escuelas, el segundo grupo piensa que se debería de cambiar la lengua española a la fuerza bajo el pretexto de que de ese modo incluiríamos a cierto sector de la población marginal, esto a sabiendas de que la lengua evoluciona con el tiempo.

Ciro Gálvez ¿Qué dijo el candidato presidencial de Runa en quechua durante  la polémica? | Debate Presidencial del JNE | Elecciones 2021 NCZG APTZ | |  POLITICA | EL COMERCIO PERÚ

Asimismo, es sorprendente la manera en que los candidatos aprovecharon el tiempo en los últimos debates patrocinados por la ONPE. Esto debido a que, en lugar dar a conocer sus propuestas, así como defenderse los candidatos al palacio de Pizarro se dedicaron a lanzarse insultos y/o difamarse. Si bien hubo momentos impresionantes, como la dupla Keiko-Mendoza contra Forsyth, la realidad es que el nivel de nuestra clase política ha decaído a tal punto que, no es falso aseverar que la política peruana es un chiste. Sin duda, algo que debería hacerse para las próximas elecciones es cambiar el formato del debate: es ilógico que, llegados a cierto punto, un candidato solo haya tenido dos míseros segundos para poder proponer algo, razón por la cual lo único que terminan diciendo con frases irrisorias que quedaran para la posteridad en memes dentro de internet. 

Debate presidencial 2021: Así se desarrolló la primera fecha del debate  organizado por el JNE [Audiogalería] | RPP Noticias

Por último, es sorprendente descubrir que muchos de los indecisos que, todavía no saben por quién votar, elijan darles su voto a aquellos candidatos que se encuentran punteros en las encuestas, de las que, personalmente, desconfío bastante. Sin duda tiene que haber un cambio en nuestra política, para que, de ese modo, pueda atraer a más personas a querer participara dentro de la misma. En la actualidad, muchas personas prefieren no participar de esta actividad, tan importante, para nuestra nación debido al miedo, pero sobre todo debido al aburrimiento/desconocimiento que existe sobre dicha actividad.

Finalmente, quisiera terminar resaltando que es necesario que este 11 de abril votemos a consciencia. Recordemos que no estamos votando por el delegado de una clase de colegio, sino que más bien estamos poniendo en juego la estabilidad de nuestra nación. Como democracia, está en manos de los electores tomar la mejor decisión, aunque esta no sea del agrado de todos. Por ello, es que uno debe escoger a un candidato que no solo tenga buenas ideas: cualquiera te puede prometer el oro y el moro; sino que, además, tenga una persona que sepas que es de confianza: que no tenga los populares anticuchos dentro de hoja de vida. Dicho esto, solo queda decir: VIVA EL PERÚ.