¡Por fin terminó San Valentín!

Sí, debo confesar que no es una de mis fechas favoritas… pero siempre me toca hacer pedidos bonitos jeje (al final les dejo algunas fotos).

Hoy les tengo la receta básica de muffins, cupcakes o Magdalenas de vainilla.  Más de un vez  me han preguntado cómo hago para que los  cupcakes me queden suaves o  esponjosos… Bueno, muchas veces he leído que solo debes “usar una receta de queque”, pero yo uso una receta particular que me resulta de maravillas (tiene más leche de lo normal).

Necesitaremos:

1 barra de mantequilla
1 ¼ taza de azúcar
2 tazas de harina
2 huevos
1 cucharada de vainilla
1 cucharada de polvo para hornear
1 ½ taza de leche

Primero, derretimos la mantequilla; luego le incorporamos el azúcar y mezclamos bien con un batidor de mano. Después, agregamos los dos huevos y seguimos mezclando. Una vez que esté todo bien integrado, empezaremos a incorporar la leche y harina alternando hasta terminarlas. Al final, agregamos la vainilla y el polvo de hornear.

Una vez que tenemos la masa lista, llegó la hora de precalentar el horno a 150°C, para después colocar la masa en los pirotines o moldes para cupcakes o muffins. Traten siempre de llenarlos todos por igual, si pueden ayúdense con una cuchara para servir helado (son buenísimas, ayudan un montón).

 

DSC02186
Una vez  que tengan la  masa repartida en los moldes o pirotines, llévenlos al  horno por 20 minutos o 22 minutos en algunos casos. Cuando ya estén listos, es decir, cuando hayan levantado su tamaño y estén un poco doraditos, déjenlos enfriar y si quieren pueden decorarlos un poquito. Yo tenía un poco de glasé clásico y le puse encima con algunas grajeas, pero si no tienes pueden ponerles un poco de azúcar impalpable o simplemente disfrutarlos así como están. A esta receta también pueden añadirle por ejemplo chispas de chocolate o frutas secas.

Aquí les dejo algunas fotos de las cosas que preparé en San Valentín.

DSC02117 DSC02119 DSC02128

Nos  leemos.