A lo largo de nuestro andar por las inmensas calles de esta ciudad, uno puede,  con el simple movimiento de la cabeza, observar un pequeño cartel con el nombre de una persona que probablemente ni siquiera conozca, pero que sin lugar a dudas, ha marcado un importante hito en la historia peruana. Cuadra por cuadra las personas caminan, sin saber que aquel nombre a unos 3 metros de suelo ha sido participe de nuestro pasado. Aquí les dejo un pequeño recuento de los “tíos” que habitan en silencio y dan nombre a las calles de Lima.

Javier Prado y Ugarteche (Avenida Javier Prado)

Una de las más grande e importantes vías de Lima lleva su nombre del hijo del ex presidente Mariano Ignacio Prado (mandatario que huyo durante la guerra con Chile). Javier Prado, quien fue un historiador, filósofo, escritor, abogado y político peruano, ocupo cargos muy importantes tales como Canciller,  Ministro de Gobierno, Primer Ministro, y Vocal de la Corte Suprema de la República del Perú; cargos que desempañaría principalmente durante la primera década del siglo XX.  A su vez se desempeñó como rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, y fundó durante su cargo los museos de Arqueología y Antropología y el de Historia Natural, ambos de esta casa de estudios.

Juan Antonio Álvarez de Arenales (Avenida Arenales)

Militar argentino de ascendencia española, fue uno de los principales personajes en la Expedición Libertadora del Sur al mando de Don José de San Martín. Se unió a estas fuerzas en 1819 y tomó el mando de las dos campañas a la sierra peruana. Su misión le fue encomendada para evitar que los realistas utilizaran esta región como centro de operaciones. Logro 4 victorias, entre ellas la Batalla de Cerro de Pasco.  Para su segunda campaña se le indica impedir la retirada del virrey La Serna pero no pudo cumplirla. Tras la Proclamación de Independencia, es nombrado gobernador de las provincias norteñas, en donde se le encargaría la instrucción y preparación de tropas.  Se retiró a Salta en 1823 tras algunos problemas con el senado peruano.

Victor Larco Herrera (Avenida Larco)

La popular avenida fue inmortalizada en una canción con el nombre de la vía por el grupo de rock Frágil.  Victor Larco nació en Trujillo, y posteriormente fue alcalde y senador de esta ciudad. Larco Herrera fue un gran filántropo y político peruano. Formo parte de la Sociedad Benéfica Publica de Lima en 1918, y se encargó de esta institución y de los hospitales de enfermos mentales. En poco tiempo donó la cantidad necesaria para erigir el Hospital Psiquiátrico que lleva su nombre. A su vez dono otra cantidad para la edificación del orfelinato Pérez Araníbar. Donó el terreno del actual Club de la Unión en el centro histórico y en 1919 empezó la formación del Museo Arqueológico (Museo con fachada inspirado en un templo Tiahuanaco)  de Lima que posteriormente pasaría a manos del Estado.

Finalmente, todos estos personajes que forman parte de la historia han sido inmortalizados no con una estatua o una placa conmemorativa. Estos personajes forman parte de nuestro día a día y se les rinde homenaje cada vez que un transeúnte pasa por sus calles.