Untitled

Interesante. Así definiría esta copa Movistar 2013. Pero no nos dejemos engañar. Si nos basamos en las presentaciones de los equipos estaremos muy equivocados al sacar las concusiones de cada uno. Los equipos traídos no estuvieron al nivel, los abultados resultados de 6 – 1 por parte de rimences y blanquiazules mostraron la deficiencia de los visitantes y la aparente efectividad de los locales. Sin embargo, es solo la presentación.

Cada equipo ha fichado jugadores en busca de llevarse la ansiada copa, o por lo menos en busca de llegar a un torneo internacional. El compromiso es mayor, los entrenamientos más rigurosos y la hinchada cada vez se hace más presente. El ánimo con el que los jugadores de la sub 20 han llegado a sus respectivos equipos es otro factor relevante, cada uno buscará sobre salir en la cancha, son prácticamente estrellas, lo que hará que el nivel de competencia por la titularidad se eleve, por tanto, que el nivel del equipo también.

En la primera fecha los equipos dieron todo por ganar. Los “grandes”, aprovecharon sus oportunidades y pudieron comenzar ganando, a pesar de los ajustados resultados; los “chicos”, se repartieron los puntos y algunos otros no lograron el objetivo. Pero en todos los partidos jugados el esfuerzo y las ganas se vieron reflejados en la cancha.
Hemos visto en los últimos años como varios equipos han logrado grandes objetivos, equipos que nunca hubiésemos pensado tales cosas. Cienciano fue el primero ganado la copa y la recopa sudamericana. San Martín, que recién participaría en el fútbol peruano dos años antes, dio la sorpresa con un bicampeonato en el 2007 y 2008. Sin ir muy lejos el recién ascendido Real Garcilaso fue sub-campeón, Juan Aurich le arrebató el título a Alianza en 2011; y, a pesar de su pobre participación, a la sudamericana y libertadores han llegado equipos como Inti gas y León de Huánuco.

Los equipos grandes ya han encontrado rivales. Y si bien clásico son las combinaciones posibles entre Universitario, Cristal y Alianza (aunque original y tradicionalmente solo entre U y AL), ya no son los partidos más interesantes. Por eso, este campeonato será diferente. Más parejo, más competitivo, con partidos peleados hasta el final, con dificultad al máximo. Más reñido y entretenido, más emocionante. Un lucha a la copa en al que el más fuerte, y solo el más fuerte, podrá llevarse la ansiada copa. Nos esperan partidos a muerte, nos es espera una campeonato diferente. Esto, es la copa movistar 2013.

Por Samuel Abarca
Alumno de Estudios Generales Letras