Un poeta andaluz. Busqué su biografía, pero como la mayoría de los ríos, azul, se comprenden más al contemplar su flujo a la luz del día. Desde que se abrió paso en una quebrada española han pasado ciento quince años. Un afluente de la historia lírica, pero un principal del caudal de sus versos. Desembocó en la más dura de las rocas, estando sus ríos internos atravesados por las balas de las absurdas confrontaciones políticas, paralizando tanto el bombeo de la sangre como la economía, la población y la edad de oro de un país entero. En honor al poeta, en el pasado sies de junio, se mereció mención en Estudios Generales Letras. Navegando por un río que ha dejado valles y para contemplar sus paisajes. Fluir entre las grafías de sus corrientes, remar en sus versos fluviales y ser un pez que se moja, y que solo puede subsistir, en el placer de un viaje de cuenca a desembocadura. Para sumergirnos en la potamología de García Lorca, jugaré un poco con sus cauces y estructuras. Tal vez alguno prefiera descubrir una “Ciudad sin sueño” o un “Alma ausente”. Otros, explorar en sus Gacelas o Casidas, viajar a Nueva York y en todos sus Romances encontrar nuestros ojos mirando “De otro modo”. Y él mismo se sorprende: ¡Qué raro que me llame Federico!

Para los navegantes de la lírica, aquí unos enlaces:

1. http://circulodepoesia.com/nueva/2010/11/arte-poetica-no-26-federico-garcia-lorca/

2. https://twitter.com/FGarciaLorca27

3. http://www.poesi.as/Federico_Garcia_Lorca.htm