Hace un par de días, las redes sociales explotaron frente al siguiente comunicado: Disney anunciaba que dejaría de suministrar nuevas películas a Netflix desde el 2019 y que lanzaría su propio servicio de transmisión de contenido multimedia por internet. La compañía estadounidense avisaba también que retiraría todas sus películas de la plataforma de contenidos audiovisuales y que, afortunadamente, esta decisión no aplicaría a México y Latinoamérica, sólo a EEUU (por el momento).

Pero, ¿cuál es la razón para que la compañía haya decidido poner fin a su sociedad con Netflix? En primer lugar, el anuncio se dio luego de que Disney reportara una caída de casi el 9% en sus ganacias trimestrales, debido a mayores costos y una disminución del número de suscriptores en su canal deportivo ESPN. Es así como los ingresos de la compañía cayeron levemente y el volumen de negocios estuvo por debajo de los esperados. Todo esto fue lo que empujó a la empresa de entretenimiento a tomar la decisión de crear “su propio Netflix”, donde se proyectarán todos los clásicos de Disney, cortos animados, series de Disney Channel y películas clásicas, así como las películas que se estrenen a partir de ese año, entre las que se encuentran “Frozen 2”, “Toy Story 4” o el remake de acción real de “El Rey León”. Todas ellas solo podrán ser vistas en esta nueva plataforma, pues Disney las retirará de cualquier otra para obtener su exclusividad.

Para lograr su objetivo, Disney también anunció la adquisición por 1.580 millones de dólares del 42% de acciones de la compañía de streaming BAMTech, que se suman al 33% que ya poseía, con lo cual se hace con el control de la firma. Por lo que, para el 2018, espera lanzar un servicio de streaming deportivo con el canal ESPN donde ofrecerá contenidos de las principales ligas de béisbol, hockey y fútbol estadounidenses y, para el 2019, un servicio de streaming bajo la marca Disney. Con esta estrategia, intenta captar al público digital que está abandonando la televisión tradicional.

Al parecer, no es la única empresa de entretenimiento que ha pensando en crear su propia compañía de streaming. Debido a que casi todos los canales de cable han perdido público tras el surgimiento de alternativas como Netflix, Amazon y YouTube, Time Warner —hogar de CNN, TBS y TNT— planea ofrecer sus canales en línea sobre la base de los gustos particulares de cada usuario y hacer un seguimiento de sus preferencias del mismo modo que Netflix. La empresa detrás del esfuerzo es iStreamPlanet, en la que Time Warner tiene una participación mayoritaria tras desembolsar 148 millones de dólares hace dos años. De este modo, Warner busca detener el avance de Netflix.

De la misma manera, la cadena Fox pretende fortalecer su aplicación digital a lo largo de este año. Para lograrlo, ha creado Fox Play, una plataforma digital donde actualmente lanzan todos sus nuevos productos, incluso antes de su emisión en televisión. Esta es la razón por la cual, hace unos meses atrás, Netflix anunció que series icónicas como “Prison Break”, “Modern Family”, “American Horror Story”, “Bones”, “Glee”, “Sons of Anarchy” y “How I Met Your Mother” serían retiradas de su plataforma. Todas estas series son producidas por Fox, y retratan los esfuerzos que ha estado realizando la cadena por recuperar sus series y volverlas exclusivas de su plataforma de streaming.

HBO, por su parte, ha consolidado también su plataforma HBO GO, la cual antes solo estaba disponible para personas con suscripción a cable, pero ahora llega en aplicación, ya disponible para Android y iOS. Con el primer mes de suscripción gratuito y la simultaneidad que presenta —pues la app podrá utilizarse en dos dispositivos al mismo tiempo— HBO GO también ofrece transmisiones en vivo y estrenos de temporadas de series en tiempo real. Por ejemplo, en el caso de “Game of Thrones”, el primer episodio de la séptima temporada se vio en HBO GO y en la TV en simultáneo en todo el mundo. De igual manera, se presentan contenidos nuevos todas las semanas: nuevos episodios de nuestras series originales, películas, documentales o programas especiales.

Lo cierto es, que ante los cambios del consumo de la televisión, los canales cada vez más se afanan por tener un espacio en la esfera virtual, ya sea con plataformas de streaming o aplicaciones para los celulares. Buscan adaptarse a los cambios y es una reacción natural, pues cada vez los espectadores se alejan de la televisión tradicional y apuestan por una suscripción donde podrán ver lo que desean a la hora que desean en vez de sentarse frente a la tv a esperar a que se transmita su serie favorita. Además, el hecho de que se puedan ver películas y series de principio a fin sin cortes comerciales o cualquier otra interrupción es algo que fascina y encanta a la cantidad de suscriptores de estas plataformas. Sin embargo, la competitividad que ha surgido por capturar el mercado virtual ha tenido consecuencias, y luego de algunos ejemplos de empresas que apostaron por salirse del gigante del streaming , ¿qué es lo que podemos vaticinar que le espera a Netflix?

Hay que resaltar que Netflix fue el que introdujo la plataforma de streaming en 2007, apostando por esta nueva forma de ver series y películas. Luego de una década, las cosas han ido cambiando y Netflix ha tenido que actualizarse y reinventarse para seguir ganando y conservando suscriptores. Asimismo, dado los movimientos de empresas como Fox y ahora Disney, la situación ha cambiado y Netflix debe enfrentarse a ello. En mi opinión, Netflix necesita consolidar su contenido, producir series y películas de mejor calidad para mantenerse en el mercado ya que la competencia se ha incrementado y ahora las personas tienen más plataformas de streaming para escoger. Respecto al tema de las nuevas plataformas de streaming, creo que es una buena movida para las empresas, pues a ellas les conviene que la gente les pague “full” a ellos directamente por la suscripción en vez de que cedan sus series a Netflix y este les pague una cuota por transmitirlos. No obstante, considero que podría llegar a ser una mala jugada a mediano o largo plazo, pues si cada casa productora apuesta por su propia plataforma de streaming terminará resultando en una nueva forma de canales de televisión, y muchos usuarios no estarían dispuestos a pagar tantas suscripciones por separado.

Nadie sabe a ciencia cierta cómo Netflix afrontará este nuevo reto, quizás aumentando los beneficios para los usuarios o creando nuevas formas de ver televisión, como el contenido interactivo estrenado recientemente y que consiste en que el espectador podrá elegir el rumbo de los personajes de la historia. Lo cierto es que esta plataforma presenta grandes ventajas y novedades, y esa fue la razón de su éxito; sin embargo, como dice la popular frase: lo difícil no es alcanzar el éxito, sino mantenerlo. Estaremos atentos a cómo continuará esta situación.