El proyecto ASR Quechua, un software del tipo traductor de voz – análogo a Google Translate – que convierte locuciones de quechua sureño en texto, continúa estancado debido a la falta de insumos y financiamiento.

Así lo señala el ingeniero electrónico Luis Camacho Caballero, líder del equipo de investigación Siminchikkunarayku, una comunidad multidisciplinaria conformada por investigadores, escritores, artistas e ingenieros, cuyos objetivos son los de preservar, conservar y revalorar las lenguas autóctonas de toda América mediante el uso de la tecnología.

Han dado un primer paso empezando por el quechua, la lengua originaria más hablada del Perú (de las 47 que existen en el país) con un aproximado de 3’360,331 hablantes, según cifras de la Base de Datos de Pueblos Indígenas u originarios (BDPI) del Ministerio de Cultura (Mincul).

“El Perú puede ser una nación políglota” menciona Camacho con optimismo, quien agrega que se debe entender “el valor no solo social, sino también económico que nos beneficiaría como país el revalorar nuestras lenguas nativas”.

Pero por ahora la iniciativa se encuentra paralizada. El investigador asegura que si bien el proyecto es viable, aún existen dos obstáculos que impiden concluirlo. La primera y principal traba es la recolección del Corpus, una “biblioteca de voces” que necesita de al menos 10 mil horas de audio del quechua sureño. Por ahora, solo se tienen 55 horas grabadas, que son útiles, pero que no permiten alcanzar el máximo desempeño de la aplicación.

Además, otro inconveniente es el de no contar con apoyo económico. Si bien el proyecto fue acreedor de una beca concedida por la Linux Foundation Training (LiFT) en 2016 y recibió también apoyo de la PUCP y del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec), no ha existido ningún otro financiamiento por parte del sector público o privado.

El ingeniero electrónico cuenta que solicitó financiamiento a la Dirección de Lenguas Indígenas (DIL), oficina del Mincul; sin embargo, agrega Camacho, desde esta le respondieron que el ministerio “no contaba con presupuesto en caja y no tenía la intención de asumir el proyecto para pedir fondos extraordinarios al Ministerio de Economía”.

Ante los inconvenientes ya mencionados, Camacho propone lanzar una gran campaña mediática en radio y televisión para dar a promocionar el proyecto e incentivar a los peruanos a ser parte de este grabando sus voces para lograr completar el Corpus. La idea se la propuso a Hugo Coya, presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú, quien ofreció agendar para enero una reunión en la cual tocarían el tema, lo cual aún no ha ocurrido. Por último, él convoca a profesionales interesados que quieran apoyar y continuar su iniciativa.

Pueden visitar la página web del grupo Siminchikkunarayku para encontrar más información sobre sus iniciativas: https://siminchikkunarayku.pe/