La primera fecha del Mundial termina. Resultados sorpresivos y muchos goles fueron parte del inicio del espectáculo del momento.

El inicio del Mundial tuvo un arranque más que impactante desde el debut. Brasil sufrió para ganarle a una muy bien potenciada Croacia, de más está hablar del penal hecho a Fred. España, el último campeón, fue apabullado por una veloz y ordenada Holanda. Así arrancó el Mundial. Sin embargo, las sorpresas seguirían.

En Sudáfrica, Uruguay realizó hace cuatro años una de las presentaciones más dignas de su historia. Con un Forlán decisivo y una entrega total del equipo, Uruguay llegó hasta las semifinales de Sudáfrica 2010. Sin embargo, hace unos días, pareciera que el tiempo y la experiencia no siempre juegan a favor. Sin Luis Suárez -por precaución-, el rival era Costa Rica, que en el papel era un rival sencillo. Cavani adelantó a Uruguay de penal y el primer tiempo finalizó. Sorpresiva fue la reacción de Costa Rica que tuvo a Joel Campbell a su gran figura quien anotó el empate y luego Duarte, con un inconcebible gol de cabeza, y Ureña, de brillante definición, voltearon el marcador. Sin conexión en el ataque y con un intrascendente Forlán, Uruguay complica su objetivo de pasar de ronda, pues Inglaterra, pese a caer ante Italia mostró una gran performance.

Distinto es el momento de Italia. El equipo de Prandelli muestra un juego elaborado que se gesta desde la mitad de la cancha con el magnífico Pirlo y volantes de mucho tránsito. Mención para Claudio Marchisi,o que recuperó, pasó y anotó en el encuentro. Inglaterra fue rápida e incisiva, con hombres rápidos en el ataque y Rooney por una banda; complicó en muchos pasajes del juego a la solvente defensa italiana. Marchisio abrió el marcador para los italianos, Sturridge empató y Mario Balotelli sentenció el encuentro a favor de la azzurrí. Italia promete con su solidez y un estilo creativo, muy apartado de lo que históricamente se le conoce,  e Inglaterra mostró buenos momentos. A seguirles el paso.

En el Maracaná, Argentina ganó y Messi anotó. Ese fue el resultado del encuentro entre los albicelestes y un muy buen equipo bosnio. El partido fue lo que se esperaba en la previa: Argentina con una tremenda delantera y una frágil defensa doblegó a Bosnia desde el segundo minuto con autogol de Kolašinac. Desde ese momento Argentina la pasó mal, Romero tuvo dos intervenciones acertadas y la incertidumbre pesaba en los argentinos. El segundo tiempo fue en su inicio similar, sin embargo, con el ingreso de Gago, Messi encontró la pelota en espacios en los que daña y así anotó el segundo tanto para los suyos. Descontó Ibišević para los europeos, peor el resultado no se movió. Hay mucho que trabajar aún en el equipo de Sabella. La defensa no cuenta con individualidades de garantías por lo que el sistema en la mitad de la cancha con el ingreso de Gago  y el desenvolvimiento de sus impresionantes delanteros serán claves para sus aspiraciones.

Alemania mostró el peso que tiene históricamente y en la actualidad tras golear 4 a 0 a una nuevamente decepcionante Portugal. Muller -en el primer hat-trick del Mundial- y Hummels anotaron para los germanos. Con individualidades trascendentes en todas las posiciones, Joachim Low ha armado un equipo veloz, con técnica y, sobre todo, contundente, que es hoy el mejor equipo del torneo y se perfila para ser un futuro gran campeón.

Así fue el inicio sorpresivo del Mundial, con selecciones que se consolidan tras lo mostrado en las eliminatorias como la Colombia de Pekerman, el Chile de Sampaoli  o la irreconocible Francia que, pese al rival, mostró pasajes de buen juego con sus figuras a muy buen nivel. El Mundial continúa y nos depara más sorpresas. Solo queda esperar y disfrutar.