La reciente juramentación de los nuevos ministros en Palacio de Gobierno denota la intención del presidente Humala con miras al 2016. Planea finalizar su gobierno rodeado de ministros de confianza –se rota una vez más a Otárola dentro del gabinete- pero también con gente experimentada de la que espera buenos resultados que le permitan llegar al próximo año con buenos resultados y mejorar la percepción que los peruanos tienen del Estado. Uno a uno, analizamos los cambios realizados por el presidente.

En el Ministerio del Interior se dio la baja necesaria del gabinete: el ministro Daniel Urresti fue cesado del cargo. Luego de 8 meses entre apariciones mediáticas y tuits contra la oposición, esta decisión se convirtió en la principal demanda de la oposición y de la mayoría de la clase política, por su falta de capacidad y manejo que llegó a un punto casi extremo con el conflicto en Pichanaki. El nuevo ministro, José Pérez Guadalupe, ingresa a esta cartera cuestionado por los problemas durante su gestión al frente del INPE, como la instalación de bloqueadores de señal telefónica inservibles, además de tener el rechazo del fujimorismo. Un aspecto positivo es su pluralidad profesional, ya que es sociólogo, antropólogo, criminólogo, educador y teólogo, lo que podría darle una mejor visión de cómo llevar a cabo su tarea como ministro del Interior.

En el Ministerio de Justicia se dio otra salida resaltante y prevista: el retiro de Daniel Figallo. Fue duramente cuestionado por los audios grabados por la ex procuradora Yeni Vilcatoma, en los cuales se mostraba aparentemente a favor de la colaboración eficaz del prófugo Martín Belaunde. Sin embargo, se esperaba el nombramiento de una persona con capacidad de afrontar los retos actuales de esta cartera, como el diálogo en Pichanaki y la extradición de Belaunde Lossio. La elección de Freddy Otárola como nuevo ministro no cumple con las expectativas debido a su fracaso como defensor de la ya derogada “Ley Pulpín”, hecho que demostró su poca capacidad de debate y consenso en el país.

El ex ministro Eleodoro Mayorga, de la cartera de Energía y Minas, fue duramente cuestionado por el conflicto de intereses que benefició a la empresa Interoil. Luego de casi un año esperando su salida del gabinete, esta por fin se da en este último recambio. La nueva ministra, Rosa María Ortiz, cuenta con amplia experiencia como abogada en las áreas de Derecho Administrativo, Civil, Comercial entre otros, tanto en el ámbito privado como público según su hoja de vida presentada por el Ministerio del Ambiente. Un dato resaltante es que durante su paso por Perú-Petro, la empresa nacional perdió varias licitaciones de lotes petroleros, de acuerdo a información de El Comercio.

El caso más paradójico es el de la ex ministra de la Mujer Carmen Omonte. Su responsabilidad era velar por los derechos de las mujeres y de las poblaciones vulnerables y, precisamente, vulneró los derechos laborales de su empleada al no otorgarle los beneficios correspondientes. Este caso le costó el cargo de ministra ya que aumentó la controversia sobre la seriedad del gabinete, junto con los tuits de Urresti y los audios de Figallo. La nueva ministra Marcela Huayta se perfila como la mejor de las elecciones en este cambio de ministros, ya que además de su experiencia en el ministerio (hasta el 16 de febrero era viceministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables), es también abogada, docente y consultora internacional.

En el caso del Ministerio de Trabajo, se necesitaba a un reemplazante para Otárola, y el elegido fue el viceministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Daniel Maurate. Él está inmerso en una controversia por su designación, ya que tiene una aparente relación con elementos corruptos como Martín Belaunde y Juan Carlos Rivera Ydrogo. Esta situación resta credibilidad y oportunidades al nuevo ministro, ya que su primera tarea será demostrar su inocencia y su capacidad al frente de la cartera. En el resto del gabinete, la cartera de Educación se consolida como la más fuerte del gobierno, mientras muchos como el congresista Mauricio Mulder, se preguntan porque no se cambio al titular del MEF luego del pobre crecimiento económico del 2014.

Sin duda, la nueva ministra de la Mujer es la elección más interesante del presidente Ollanta Humala, mientras que la más cuestionable es la de Freddy Otárola en el Ministerio de Justicia. En general los nuevos ministros carecen de peso político, como menciona Juan Sheput, pero cuentan con una interesante experiencia en diferentes ámbitos que les pueden permitir desempeñar un papel al menos aceptable en el último año del nacionalismo en el gobierno.

 

Fuentes:
http://www.tvperu.gob.pe/informa/politica/hoja-de-vida-de-los-ministros-de-estado-juramentados
http://elcomercio.pe/economia/peru/gabinete-ministerial-quien-rosa-maria-ortiz-posible-titular-energia-y-minas-eleodoro-mayorga-noticia-1792169