Luego de realizar unas compras en el Jockey Plaza, crucé el puente peatonal más cercano para así llegar al paradero y tomar un bus que me lleve rumbo al sur. Mientras caminaba por el paradero, decenas de vendedores ambulantes-algunos con carretillas, y otros sosteniendo su mercancía en los brazos- empezaron a ofrecer sus productos. De esas personas quienes más me llamaron la atención fueron los vendedores de marcianos.

Sucede que prácticamente la mayoría de ellos no promociona sus productos verbalmente, sino que se limitan a dar golpecitos con una moneda en la tapa de vidrio de su cajón de tecnopor. Uno solo puede que no sea tan notorio; sin embargo, varios de estos pueden llegar a ser muy molestos.

No obstante, al ver el gran número de vendedores de marcianos me hizo pensar acerca de algo de lo cual nunca tuve respuesta; es decir, ¿Por qué se llaman marcianos? ¿De dónde nace ese nombre? Ya que —al menos para mí— estos helados congelados  en una bolsa larga se llaman marcianos, mas no chups como ahora veo que muchos ponen en Trafikantes PUKE.

Entonces, al llegar a casa, le pregunte a mi padre si es que sabía el origen del nombre, pero lamentablemente me dijo:

—No sé, siempre se ha llamado así.

Algo decepcionado busqué en Internet algunas respuestas, pero tampoco fueron del todo consistentes, pues eran comentarios que se basaban en relatos individuales y suposiciones. Al hacer un recuento de todas, 4 me llamaron mucho la atención:

  • Se le llamó marciano porque el planeta Marte es helado y por eso se hizo la analogía con este tipo de helado.
  • Antes se usaba un colorante verde, el mismo color con el cual se representaba a los extraterrestres.
  • Las bolsas en las que se ponían antes, tenían unos dibujos de naves espaciales.
  • Los envases iniciales al parecer formaban 3 esferas al ser llenados, lo cual hacia parecer que era una nave espacial.

De todas estas explicaciones, las 2 últimas son mis preferidas.

Lamentablemente, no puedo dar una respuesta certera sobre el origen de este peculiar nombre, pero encontré información interesante en mi búsqueda. El nombre “chups” proviene de unos helados de D´onofrio que al parecer utilizó la idea de los marcianos que ya se vendían antes de que lo industrializaran y le dio el nombre de “CHU. P. T”.  Otro dato es que el nombre más neutral de este producto sería el de “congelada”, pues tiene diversos nombres a lo largo de todo el mundo como chupichupi, helado en bolsita, vikingo, hielito, entre otros.

Finalmente, para terminar, debo decir que mi favorito es el de fresa con leche. Para mi asombro, una traficante los vendía con leche condensada, una variante que nunca había probado. Luego de hacerlo, he decidido seguir consumiendo los clásicos.