Martes 21 de octubre, 10 de la mañana y una alumna caminaba apurada por ir a biblioteca y encontrar un agradable lugar para estudiar. Bajaba del micro empujando a un señor para que pudiera darme el paso ya que, aunque pedí permiso unas diez veces, el señor no se dignó a dármelo. Caminaba hacia la universidad por los famosos kioskos con los audífonos puestos y alguna canción de Maroon 5 retumbando en mis oídos cuando a lo lejos divisé a un par de chicos con papeles en la mano; mi primer pensamiento fue “están promocionando algo…. ¡qué pesados!”. Traté de esquivarlos, pero una chica a la cual no había notado se acercó y me hizo una pregunta: “¿Eres de letras?”; a lo que respondí: “Sí”. Seguido de eso comenzó la explicación de por qué necesitaba mi firma, era para poder postular al CF de EEGGLL, pertenecía al partido de UNES etc. Le di mi firma esperando que ya nadie más me vuelva a preguntar si podía firmar sus listas, pero me equivocaba. Camino a biblioteca unas cuatro personas más se acercaron pidiéndome firmas y yo debía responder lo mismo: “ya firmé”, y regalarles una sonrisa.

No puedo creer que el año haya pasado tan rápido y ya estemos en época de elecciones en la PUCP, no vengo a quejarme como he visto ha sucedido en Facebook con respecto a este tema, pero tal vez sí para dar algunas recomendaciones.

Queridos lectores, esta es la época donde los viejos amigos -esos que a la justa te responden el saludo- te buscarán y pedirán que firmes su lista, es la época donde las personas con las que has tenido la pelea del año olvidarán todo con tal que firmes por ellos, es la época donde todos parecen recordar el nombre de todo EEGGLL con tal de conseguir una firma. Tal vez estoy exagerando, pero la gran mayoría de chicos que piensan postular recurren a sus amigos para lograr la cantidad de firmas necesarias y buscan a los amigos de sus amigos, y eso se vuelve una cadena de conocidos firmando solo por compromiso. Eso no debería ser así, sé que aun no pueden divulgar las propuestas para poder convencernos, pero ha habido chicos que me han convencido mejor que la chica a la que le firmé. Considero que no se trata de favores de amigos para reunir firmas, si no de buscar que los chicos -en especial los cachimbos- sepan por quiénes están firmando y qué significa su firma.
También está el hecho de que piden tu firma hasta fuera de la universidad, eso ya me parece excederse teniendo en cuenta que es una actividad de la universidad y que solo buscan alumnos de letras; opten mejor –como algunos lo hacen- por estar parados en las escaleras, en las múltiples entradas a la facultad, cerca al comedor, etc. Encontrarán muchas más personas de letras por esos puntos que fuera de la universidad. Así, evitarán agobiar a todo aquel que desea caminar sin interrupciones el camino del paradero a la puerta principal.

Para finalizar -y esto va especialmente a las personas que ya firmaron y están cansados de que les vuelvan a preguntar y pedir sus firmas-, ese mismo martes vi a una chica con un fotocheck que decía “ya firmé “ me pareció una forma curiosa de evitarte mayores molestias e incomodidad para ti y la persona que requiere la firma. Lectores, los que puedan hagan eso, o simplemente digan que ya firmaron con una sonrisa; pero no dejen que este momento abrumador cambie su humor, sean conscientes que esos chicos han recibido muchos “no” de personas molestas, no sean el siguiente.
No se olviden que las elecciones ya vienen y deben estar informados para votar.