Esta es una sección de opinión, el contenido de los artículos es propiedad de los autores individuales. Letras al Mango no se responsabiliza por las opiniones o comentarios expresados aquí.

“Sí ya firmé, no sé para quién, pero ya firmé”

Sin duda hay algo que está mal.

Probablemente esta no sea la primera vez que EEGGLL enfrenta esta experiencia, y lo más probable es que exista una numerosa cantidad de alumnos que enfrentaron este tipo de situaciones. La pregunta es, ¿Cuántos alumnos,  con esta experiencia, se necesitan para que haya consciencia de que hay algo mal en la política universitaria? ¿En qué momento se desvaneció el rostro del alumno y apareció el rostro de solo un votante? ¿Cuándo desaparecerá este problema y se pasará a la concientización en temas de política universitaria?

Año tras año, EEGGLL viene presenciando campañas de gremio y aún así sigue existiendo una porción de alumnos desinformados que apoyan a diferentes grupos políticos en diferentes etapas de la postulación al Centro Federado, es decir, desde una firma hasta un voto. Así también existe una porción de alumnos que no desea tener nada que ver con la política universitaria. Pero lo más alarmante es la porción de alumnos que están informados (al menos en algún porcentaje) sobre política universitaria y participan de ella, pero no la manera que un alumno de Letras esperaría.

¿Qué está pasando? Si alguna persona externa a la política se tomará el tiempo de preguntar a los alumnos esto, probablemente la respuesta será que las agrupaciones políticas de la universidad han llegado a hastiar al alumno, o que en algún momento se ha aprovechado la ignorancia de este en temas de política y se ha dejado pasar, así como también puede ser que el alumno mismo esté carente de interés alguno por la política ya que no será “relevante” para él. Cualquiera de estas respuestas pueden ser verdad o no, o tal vez sea una verdad a medias; pero sea el caso que sea estas respuestas las vamos a encontrar. Entonces, ¿Qué está pasando? ¿Por qué existen estas respuestas?

Es necesario que exista una introspección  de por qué se ha llegado a esta jungla política.  Para empezar es, tal vez, utópico pensar que se puede llegar a concientizar a todo Letras, lo cual es una cuestión de respeto a la individualidad y a la tolerancia de las ideas de los demás, así sean objetivas o subjetivas para cada uno de los alumnos, ya que es un derecho de libertad fundamental; lo cual no quiere decir que esto algún día esto no sea posible (siendo positivos). La siguiente porción que está desinformada es la más difícil de diagnosticar, tal vez sea un problema de que no haya interés personal en indagar cómo se desenvuelve la política universitaria, o tal vez sea un problema de comunicación con los alumnos ya que nadie tendría porque venir con este tipo de conocimientos acerca de política a la universidad, o tal vez sea una cuestión hastío en donde el estudiante decidirá darle la espalda a la política por experiencias previas.

La última porción de alumnos está relacionada con este hastío. Los alumnos, de diferentes agrupaciones políticas, son los que se tienen que enfrentar a esta jungla política, y son ellos los que imponen estándares de cómo se actúa en política. Por ello, no es extraño que mientras la agresividad en la carrera política aumenta las agrupaciones (la mayoría de ellas) tengan que ponerse al nivel de la situación para no perder y no quedarse afuera de la competencia. Con todo ello se podría afirmar que sí, cada una de las agrupaciones tiene un plan para la facultad, el cual no está en cuestión en este texto, el problema es si los medios justifican el fin.

Lamentablemente en este dilema muchos justos pagarán por pecadores y puede que la generalización cause polémica, pero nadie puede dudar que hay algo que está mal en la política, porque en la carrera se perdió el rostro del estudiante y se convirtió en solo un voto,  porque los que hacen política aparentemente ven el fin y no los medios, porque la frase representación estudiantil se pone en duda cuando existen alumnos fuera de ella.

Es importante alentar un interés en los alumnos por el bienestar del espacio en donde estudian, donde muchos solo ven estudios y no ven la gama de oportunidades para el desarrollo integral que no solo ofrece la universidad sino también la representación estudiantil. Es importante que los grupos políticos consideren más los medios, ya que un mal manejo de ellos ha resultado en la aversión de muchos alumnos hacia la política. ¿Cuándo desaparecerá este problema y se pasará a la concientización en temas de política universitaria? Cuando todo lo anterior ocurra.

 

Andrea Lescano
Miembro de UNES