El paria

Tengo 50 soles, la llave de mi casa y mi celular.

Puedo tomar esa bicicleta para irme y no volver.

Pedalea, pedalea, pedalea.

Vivir como pueda, yendo de casa en casa.

Irme y no volver.

Racionalizar mi dinero en comida.

Trabajar de todo.

Pedalear hacia el frente, olvidando el pasado.

Llorarle a la luna nueva

Llorarle al cuarto creciente.

Llorarle a la luna llena.

Llorarle al cuarto menguante.

Irme y no volver.

Morir y no vivir.

Hola, sinceramente por MUCHAS cosas no pude componer un poema para esta semana, mas saqué de mi gaveta de tesoros y caramelos de peritas una gran colección de poemas llamado “Poemas perdidos en la memoria” y escribí aquí el primero de estos. Espero que lo disfruten, amigos míos.