guns_n_roses_js_080114 Por favor no se imaginen la intro de Sweet child O’ mine. Hoy quería dedicarme a un fenómeno interesante y particular en la música, quería hablar de una banda que cumple (o cumplía) hasta hoy con la labor más básica de una banda: funcionar para crear. Además, trataré de ser más objetivo que los de “Rolling Stone”, soltaré algunas cosas que el lector promedio no está acostumbrado a escuchar; pero justamente por esas cosas es que considero a Guns n’ Roses un evento digno de observación y análisis. Sin Guns n’ Roses, nuestras vidas hubieran resultado totalmente distintas.

1987 – álbum debut: “Appetite for Destruction”. Este disco es tan espectacular que seguramente lo has escuchado todo por la radio y ni siquiera te has dado cuenta. Empecemos la disertación: Slash no es el mejor guitarrista, probablemente ni siquiera debería estar en el top, ni siquiera compuso lo suficiente a mi criterio. Pero hay algo que Slash sabe hacer es ser equilibrado y preciso. Este disco guarda uno de sus mejores solos y contiene la canción que los lanzó directamente al estrellato. Para empezar, Welcome to the Jungle es comprensiblemente asombrosa, la primera lección que tenemos de estos chicos es: concéntrate en hacer la canción, no en las sonseras que le puedes poner encima. Night train es solo otro poco de esa misma receta con un poco más de imaginación, e incluso Paradise City. Las posibilidades se les volvieron infinitas a estos chicos por una cosa clara: hacer lo que deben con sus respectivas particularidades.

Axl Rose no es el último genio por cantar con un falsette altamente nasal (y en realidad, mal hecho), Vince Neil de Motley Crue lo hacía ya desde el 81 y en realidad, dicha técnica era muy popular en la escena glam metal, pero la velocidad de la música era totalmente diferente dado el virtuosismo de los músicos. Guns n’ roses en ese sentido fueron unos maestros en el mercado, se dedicaron a diferenciar tanto su producto por la velocidad que el rollo de su música ya sonaba diferente a todo lo que ya existía, y en realidad, Axl Rose si tenía un pro. Su nasalidad sonaba también muy particular, no parecía una maña de glammer. El único problema es que el recurso se les puede agotar.Slash-slash-30844289-1000-1576

Nunca vamos a escuchar otro “Appetite for destruction”, pero estoy seguro que nunca pediríamos otro. Después de esto, Guns n’ roses empieza un proceso de mimetización con el ambiente, conserva las voces, y la velocidad, pero se acopla al sonido más rockero y también de más baladas del resto del medio. Patience es una canción única, pero como Patience hay varias canciones en realidad, el valor agregado en este caso fueron los silbidos. En Use your illusion, la mimes se hace clara: La versión de Live and Let Die tiene en clásico feeling pesado rocanrollero, Don’t Cry también es bastante pesada para una balada, puedo seguir mencionando a November Rain, Bad Horse, Coma, Back Off Bitch, You could be mine y Estranged y les aseguro que si indagan encontrarán alguna canción parecida a nivel de composición. Entonces… ¿qué hace de Guns n’ Roses una banda tan distinta y particular?

La siguiente afirmación es controversial, pero creo que  Axl Rose le era mucho mas indispensable a la banda de lo que lo era Slash. Mi hipótesis se basa en “Chinese Democracy”. Para quienes no hayan escuchado este disco, o quienes piensen que porque no esta Slash no es bueno, “Chinese Democracy” es una muestra magnífica de creatividad, explora un Guns n’ Roses totalmente distinto, incluso da una sensación rara de heavy metal por ratos. El truco de Guns n’ Roses se ha agotado por el tiempo, pero el disco sigue usando algo de la misma receta. Claramente lo que distingue a la banda del universo de bandas de glam, hard rock y rock alternativo es la voz de Axl. La misma voz que hoy en día, en realidad, ya no da para más. A cualquier otra banda eventualmente se le habría ocurrido bajarle la velocidad al glam y hacer algo parecido, pero nunca podrían haber emulado a Axl Rose.

Más allá de ser una personalidad nefasta, no entederán el tema hasta que le pongan play a “Chinese Democracy” con una mente abierta, es ahí donde te das cuenta de una cosa: la música se hace con la meta de ser funcional, que todo encaje, que no sea una sinergia alocada de disparidad; sino un conjunto de formulas divergentes que claramente Axl Rose comprende. En realidad, sé que estoy arriesgando mi cabeza prescindiendo de Slash para Guns n’ Roses, creo que fue necesario para un primer momento; pero como toda mente creativa, tiene sus limitac7_AxlRoseGunsNRosesPA230811iones y es fácil de emular. Los dejaré a ustedes conversar con sus cabezas.

Stay tuned!