¡Hola gente! ¿Qué tal? Ha pasado un tiempo desde que nos volvimos a leer, pero aquí estamos de nuevo. Espero que hayan disfrutado de este verano/otoño (lo sé, este clima es demasiado incierto) y que les esté yendo genial durante el ciclo. Sé que estamos a punto de entrar a parciales y balancear los cursos de la universidad con actividades externas no es tan fácil como lo imaginábamos,pero ¡ánimo! Con organización y disciplina, todo es posible 🙂

Pasando al tema central, hace unas semanas se llevó a cabo la 21º edición de Perú Moda, la cual abarcó a expositores de varios países, ruedas de prensa, desfiles por las pasarelas, una exhibición de las propuestas de los ganadores del concurso Innovación en la Artesanía, así como una feria de proveedores para la industria textil y confecciones. Todo esto duró 3 días: del 25 al 27 de abril en el Centro de Convenciones de Lima, sí, el mismo lugar en el que se llevaría a cabo el LIF Week OI.

Yo estaba muy emocionada por este evento, sobre todo por el foro  Be Sustainable, el cual tuvo como tema principal la Moda Sostenible. Ese día salí volando de la universidad para llegar lo más pronto posible y vaya que lo logré: llegué con media hora de anticipación y me puse a observar las muestras de varios diseñadores que se encontraban repartidos en varios pisos del lugar. Entre ellos se encontraban las marcas: Ayni, Allpa, Wolfit, Sumaq Warmi, etc; así como diseñadores: Meche Correa, Itala Testino, Amaro Casanova, Claudia Bertolero, etc. (Álbum de fotos)

     

La sala en la cual se iban a llevar a cabo los foros se llamaba Puruchuco, la cual se llenó rápidamente. Esto me sorprendió, ya que la Moda Sostenible se está volviendo un tema de suma importancia para varios empresarios, diseñadores, bloggers, activistas interesados en reducir el consumo del Fast Fashion (o Moda Rápida) la cual se ha vuelto un gran problema ecológico. Asimismo, los ponentes demostraron que la moda sostenible sí vende y explicaron el porqué es una opción eco-friendly que busca crear consciencia a los consumidores de la moda en la actualidad.

El miércoles y jueves tuve que salir volando de los foros ya que, en el 6to piso, se iba a llevar a cabo la pasarela Perú Moda en donde se presentarían diseños de varias marcas y diseñadores (algunos que también se iban a presentar en el LIF Week). Apenas llegué a ese piso, les juro que me dio un vuelco al corazón porque no imaginé que en esa misma sala se iba a llevar a cabo el LIF Week de esta temporada. Yo pensaba que ese evento era en otro lado. Entré feliz y me ubiqué para poder tomar buenas fotos y mostrárselas en este post. Momentos previos a la pasarela, el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Rogers Valencia, inauguró el evento y posteriormente se apagaron las luces para empezar con el desfile.

     

En ese mismo piso encontré la sala en la cual se hallaban los finalistas del concurso Innovación en la Artesanía y, déjenme decirles, que los productos eran preciosos. Estos emprendedores seleccionados no solo lograron sacar adelante ideas innovadoras y totalmente originales, si no que creaban arte y cosas extraordinarias con materiales ecológicos y netamente peruanos. (Álbum de fotos)

  

Por último, el día viernes pude asistir a uno de los desfiles del LIF Week. Supongo que fue cuestión de suerte, ya que yo también participé en los miles de sorteos que se dieron en Instagram y Facebook, y no logré ganar NI UNO. Estaba esperando en el lounge del lugar mientras los asistentes del primer desfile salían de los ascensores, cuando en eso, una de las señoritas del backstage me pregunta si quería una entrada y yo me quedé mirándola sin poder creérmelo aún. Me dirigí a los servicios, aún con la entrada en mano, a cambiarme porque había llevado mi “ropa de cambio” que casi no la uso ese día porque yo ya estaba flasheando regresar a mi casa en media hora.

Y bueno, cuando me puse en fila para entrar a las pasarelas, me dicen que la entrada era VIP y me dirigen mi asiento. Para ese entonces, yo estaba sonriendo de oreja a oreja y no me importaba empezar a sentir retortijones en el estómago (de hambre),sino de disfrutar de aquel evento al que siempre había querido asistir. Las colecciones presentadas por José Clemente y Omar Valladolid estuvieron bravazas y a muchas personas les encantó.

  

Antes de terminar, quisiera decirles que me amé demasiado asistir a este evento: todos tenían distintos estilos y eso se respetaba, ahí no te llamaban “mamacita” o te silbaban por llevar una prenda super ceñida y/o que “enseñara de más”, simplemente disfrutabas de pasar el rato con gente con la que compartías tu pasión por la moda. Y sí, es cierto que también había gente frívola que te va a juzgar por cómo te veas o por la marca de ropa que uses, pero recuerda que siempre va a existir ese tipo de personas. Pero tú tranquilo, ignora los comentarios negativos, levanta la mirada y siéntete orgulloso de ser lo que eres por ti y para ti. En ese lugar, nadie se sentía cohibido de mostrar quien era y/o cómo se sentía. Y bueno, ahí me encontraba yo, con mi ropa “normal” guardada en mi bolso porque me encontraba más cómoda con lo que llevaba puesto en ese momento: así me sentía segura, me sentía yo misma.

En fin, eso fue todo por el post de esta semana. La pasé alucinante en la semana de la moda gracias a Shirley por conseguirme el pase de prensa, ¡estuvo increíble!

Nos vemos después de parciales porque, ya saben, después del gusto, viene el disgusto (es broma jajaja). ¡Buenas vibras para todos y éxitos en sus exámenes!