El día de hoy continuaremos con la entrevista a Malú Machuca (Socióloga PUCP experta en género y sexualidad, miembro de “NO TENGO MIEDO”) acerca de la comunidad LGTBIQ. Anteriormente, hablamos sobre la heteronormatividad, el género queer, qué significan las iniciales LGTBIQ, etc. Algunos conceptos que quedaron pendientes son el poliamor, la pansexualidad, qué conlleva ser heteroaliado y unos cuantos más que líneas abajo descubrirán. ¡Continuemos!

Caigo en cuenta de que muchas personas no logran diferenciar qué es ser alguien; y quién te gusta. Es decir, la mayoría de personas piensa que por ser gay eres afeminado, por ser lesbiana eres machona, por ser bisexual eres promiscuo. ¿Cuál es la diferencia entre la orientación sexual y la identidad sexual de una persona?

Orientación tiene que ver hacia quien te sientes atraído. La heterosexualidad, pansexualidad, bisexualidad, etc. La identidad de género tiene que ver con tu autopercepción de quién tú eres en términos de género, entonces tiene que ver con tu vivencia del cuerpo, interna, y personalidad. Las personas muchas veces no se cuestionan el ser mujer o el ser hombre, nunca hay un espacio de reflexión sobre qué es ser mujer, que implica hablar de mi género. Es un concepto un poco difícil de comprender. La identidad de género está en tu cerebro y la orientación sexual está en tu corazón, en cómo tú te sientes hacia otros e identidad de género tiene que ver en cómo te sientes hacia tu persona. Pero mucha gente no entiende esto y cree que mientras más gay eres, puedes terminar siendo travesti.

¿A qué crees que se deba esto?

No hay información, este tema es un tema tabú. Y si este tema se enseñara en los colegios cuando eres chiquito sería todo mucho más fácil. Lo jodido de explicarle a los niños es que vivimos en un espacio tan opresivo, donde los hombres no pueden llorar, ni las mujeres jugar fútbol todos los días, eso es lo complicado del asunto. Por ejemplo, esta idea de salir del closet, ¿por qué tendría que haber un closet en primer lugar? Es por esta idea de que todos somos heterosexuales y si no lo somos tenemos que decirlo, porque se tiene que asumir que uno es heterosexual.

Por otro lado, ¿Qué es la pansexualidad?

Pansexual es super similar a bisexual, “bi”, dos es decir que te gustan hombres y mujeres pero esto es una versión binaria del género. Entonces “pan” quiere decir todo, quiere decir que te gustan las personas de todos los géneros, quiere decir que tú no ves el mundo solamente en términos de hombres y mujeres sino que estas abierto a las posibilidades. Hemos buscado visibilizar el tema de la pansexualidad para un poco destruir este binario. Hay mucho estigma frente a la gente bisexual, pansexual.

Otro término nuevo para muchos y con muchos prejuicios es el “Poliamor”. ¿Qué es el poliamor? ¿Es amor sin compromiso cómo muchos creen?

El poliamor es más una orientación afectiva, es una filosofía de vida que parte de la idea de que tus relaciones, las personas con las que tú te vinculas, tú no tienes el monopolio sobre su cuerpo o su deseo, y tiene que ver tanto con personas como tu familia, amigas, posibles parejas, etc. Es una filosofía por la cual tú entiendes tus formas de querer y tus formas de relacionarte con el resto. Es lo opuesto a la monogamia y a la sacada de vuelta. Se basa en el respeto y la comunicación que busca que tú puedas tener vínculos donde las personas con las que tú te vinculas sepan de tus otros vínculos y puedas igual construir una relación teniendo un espacio para vincularte con otras personas. La mayoría de personas piensa que es como un sexo casual o un amor libre pero en realidad el poliamor busca reivindicar el sentido profundamente emocional, del cuidado y nutrición de las personas, es reconocer que en una persona no vas a encontrar a una persona perfecta o que sea igual a ti. Todas las personas te dan algo distinto, no entramos en competencia. Hay toda esta idea capitalista del mercado del amor, en el cual hay ciertas características que son esperables de un novio o novia perfecta o perfecto y mientras más te acerques o te alejes de este ideal tienes más probabilidades de ser aceptado o rechazado y es por esto que las mujeres nos sentimos en constante competencia porque una chica es o más linda, o más flaca o más blanca. Formamos relaciones distintas, con personas distintas. Es importante el poliamor porque es un espacio que a mí me permite hablar de todos los problemas que vienen con el amor romántico, a veces uno ve el amor como una mercancía capitalista. Tienes que tener el carro el depa, mi chica tiene que ser virgen, etc. No estas comprando algo sino encontrándote con una persona en una experiencia mucho más amplia.

Para ir cerrando, en tú publicación se menciona varias veces la palabra “heteroaliados” ¿Quiénes son? ¿Cómo podemos serlo?

Hay personas heterosexuales completamente comprometidas y quieren ayudar pero no saben cómo. La primera idea, es reconocer tu posición. Reconocer que tienes una posición privilegiada y eso implica un trabajo de cuestionamiento. Al no ser parte de la comunidad, debemos saber que el trabajo es distinto. Ver qué suma más: ir a una marcha de la comunidad o hacer concientización del tema en mi grupo. Ya hay una posición de poder sobre la cual concientizarte, esta parte del reconocimiento de cómo me beneficio a partir de la opresión de otros. Entonces por ejemplo, empezar a cuestionar desde la heterosexualidad, la homofobia, cuando alguien hace un chiste, cuando dicen cosas por ver a tus amigos homosexuales besándose, etc. Los aliados heterosexuales son personas que sintiéndose aliados LGTBIQ están dispuestos a cuestionar como la opresión LGTBIQ los ha beneficiado, tanto en el trabajo, escuela, etc. No pensar que esta comunidad quiere o piensa igual que tú. Si no pensar que cosas pueden hacer felices a estas personas. Finalmente, el tema de la autoformación. Poder informarte a partir de personas informadas o fuentes validas, no ir donde una persona de la comunidad a preguntar directamente estas cosas puesto que puede ser doloroso para ellos. De la misma manera, poder dar lugar a la reflexión, no repetir ideas. Gestar espacios de respaldo.

Finalmente, ¿Cuáles son sus metas este año, como colectivo, con la comunidad LGTBIQ?

Primero que nada, dirigirnos a las elecciones 2016. Hacer una investigación en cinco regiones: Loreto, Arequipa, Junín y La Libertad. Asimismo, hacer incidencia nacional para poder presentarle a los congresistas y candidatos una publicación como la actual. Hacer talleres y capacitaciones. Trabajar estos temas en la educación básica, contra el bullying e informar. Seguir promoviendo espacios formativos para la gente LGBTIQ y sus aliados. Mi ideal y a lo que queremos llegar es a promover una política pública intersectorial para la garantía plena de los derechos humanos LGTBIQ, esa es la meta.

El motivo de esta entrevista fue informar a todos, en especial a la gente PUCP, sobre este tema. Un tema muchas veces incómodo, inmoral para muchos, tabú, uno del que nadie habla y si se habla de él, es porque eres uno de ellos o porque es una ocasional especial. Este es un tema que, considero por algunas experiencias, no será tan compartido y quizás sea por los prejuicios que tenemos en la cabeza. Porque creemos que sólo unas cosas y unas personas son las válidas y las normales. Quisiera que este fuese un tema del cual se hable todos los días puesto que se trata de un asunto pertinente a todos los seres humanos del planeta, tal como el calentamiento global, el feminismo (del que tanto se habla hoy en día), los problemas de pareja, la falta de agua y luz, los suicidios, la pobreza, etc. Quisiera que en vez de ser un tema como el que describí líneas atrás, sea un tema humano, liberador, innovador, alegre, común, importante.

Como se habrán podido dar cuenta, hay mucha información sobre este y es por ello que se suele dar lugar a las especulaciones y a los malentendidos. No confundamos estereotipos, prejuicios, chistes, relatos bíblicos, etc. con cómo son las cosas realmente. Este es un artículo seguro y válido, hecho con 100% amor y ganas de que todos, todas, todxs puedan saber un poco más de esto así como compartirlo. Recuerden queridos lectores, que no encontramos todo esto en el periódico o los libros académicos y puede haber mucha gente confundida, sedienta por explicaciones respecto a qué siente, qué vive, quién es. Generemos más espacios para hablar de este tema y apoyemos a la comunidad LGTBIQ que merece lo mismo que los demás. Recordemos que actualmente sigue en pie el debate de la Unión Civil y otras tantas ideas para reinvindicar y liberar a los más oprimidos. ¡Hasta el próximo jueves!