La victoria agónica de Alianza Lima ante Sporting Cristal y la impactante remontada de Universitario ante San Martín fueron los resultados más resaltantes de la última fecha del Torneo del Inca.

Para ganar, hay que anotar goles y evitar recibirlos. La fecha 12 del Torneo del Inca nos brindó dos encuentros y dos resultados que generan discusión en nuestro fútbol. Por un lado, Alianza lima venció a Sporting Cristal por la mínima diferencia y Universitario le volteó el marcador a la Universidad San Martin. Estos resultados parecieran ser esperables por la historia e importancia de cada equipo, pero el desarrollo de cada encuentro se tornó sorprendente luego de la primera mitad de cada juego.

Actualmente, se critica mucho el juego de Alianza lima. Su reciente juego agresivo y táctico opaca al histórico juego vistoso que ha caracterizado al cuadro blanquiazul. Sin embargo, y pese a las críticas, Alianza lima es puntero del grupo A y, hasta la fecha pasada, era el único invicto del torneo, además de ser el equipo que menos goles ha recibido. Pese a esto, los que alaban el actual estilo del equipo aliancista no encontraban explicación a lo visto en el primer tiempo jugado en el Estadio Nacional ante Sporting Cristal. El cuadro rimense dominó todo el partido, tuvo hasta cuatro oportunidades claras para anotar. Sin embargo, Forsyth -que hasta la fecha es el arquero más regular del torneo- y la fortuna -el palo le negó un espectacular gol a Irven Ávila, el mejor jugador del campeonato en Cristal-, además de la mala puntería de Junior Ross, dejaron vivo a Alianza para la segunda mitad del partido.

Para el segundo tiempo, Alianza mejoró con el ingreso de Joshimar Atoche; pero no lograba asociarse en el juego y Cristal seguía dominando el compromiso. Sin embargo, cuando faltaba muy poco para el final, un tiro libre ejecutado por Landauri -de lo mejor de los aliancistas- encontró la cabeza de Mauro Guevgeozián y abrió sorprendentemente el marcador a favor de los íntimos. Esto sacó de la pelea por la punta a los cerveceros. Un resultado injusto, por lo visto en el desarrollo del juego; pero que nos recuerda a aquellas selecciones peruanas que gustaban y generaban opciones de gol, pero que no llegaban anotar y menos obtener un resultado favorable. Así, Alianza aguantó el cero y -a excepción de este encuentro- desarrolla el juego que Sanguinetti quiere. Pese a esto, Alianza Lima aún tiene mucho que mejorar para lo que queda del campeonato y más aún para la copa sudamericana que se juega luego del mundial. Sporting Cristal pareciera que vuelve a encontrarse con el juego que lo mantuvo puntero las primeras fechas del torneo. Sin embargo, en partidos trascendentales en el año, no ha podido vencer a sus rivales directos y defensivamente aún le cuesta consolidarse, lo que se evidencia en su actual posición en el torneo.

En otro encuentro por la misma fecha del torneo, en el estadio Miguel Grau del Callao, la Universidad San Martin recibió a universitario con el objetivo de obtener un triunfo que lo aleje de Melgar, su más cercano perseguidor en el grupo B, y así estar más cerca de jugar la final del torneo. Sin embargo, y pese a estar adelante en el marcador por dos goles, Universitario logró darle vuelta al resultado y conseguir así su tercer triunfo consecutivo de la mano de José Guillermo del solar, que pareciera haber encontrado una gran mejoría en juego y, sobretodo, en resultado. Con una gran actuación de Christopher Gonzales, que se perfila como pieza clave del equipo, los cremas derrotó a una San Martín que se cayó en la segunda mitad del encuentro y no encontró respuesta en el banco de Julio Cesar Uribe.