Infinidad de cosas se han hecho por el fútbol desde películas hasta libros. Infinidad de cosas se han dicho sobre el fútbol, pero nunca de esta manera. Museo y fútbol, no son dos palabras que normalmente verías juntas. Muchos las piensan opuestas, pero para Jack Hurtado esto no tiene por qué ser así. El fútbol configura una parte importante en la cultura de un país, nos ayuda a auto-identificarnos y, aunque no lo hayamos imaginado, a formar nación. Como dijo Roger Milla, el jugador más veterano en marcar un gol en un Mundial: «Gracias al fútbol un país pequeño puede ser grande». En esta exposición de más de 10 mil piezas podemos encontrar el amor de un hincha no sólo por una selección o un club, sino por el deporte en sí.

¿Cómo comienza tu amor por el fútbol? Porque es lo que te impulsa a hacer todo esto

Claro. Es el motor de todo, el fútbol. Yo vivo enamorado del fútbol desde muy pequeño. El fútbol era mi pasión, lo que me mantenía activo, era lo que yo quería hacer como cualquier niño, cuando yo empecé a coleccionar era un niño. Mi sueño era llegar a jugar fútbol. No lo pude lograr, pero necesitaba entonces al no poder lograr esto, materializar la forma de mantenerme pegado al fútbol y lo encontré mediante la colección. Mediante la colección fue la forma en que yo logré tener al fútbol conmigo para siempre.

¿Cuál fue el mundial que te marcó?

Yo he visto mundiales desde 2002 para arriba. Yo soy del 92 entonces para el 2002 tenía 10 años y yo empecé a coleccionar a los 14. Entonces el mundial que me marcó más fue el de Corea-Japón, porque mi madre viajó a otro país entonces me quedé solo con mi papá. Era la primera vez que me pasaba este alejamiento familiar. Yo me acuerdo que mi papá no era tan fanático del fútbol, lo veía sí, pero no era como que vivía a llamarlo el fútbol. Pero ese mundial lo vimos de comienzo a fin, fue como que despertó mi gusto por el fútbol que yo lo veía como algo normal, despertó mi gusto por el fútbol ese mundial del 2002. Lo vi todo, vi la final de Brasil histórica y todo, y desde ahí para adelante como que me mantuve habido con el fútbol.

Y el momento futbolístico

Fueron varios momentos futbolísticos. Pero yo comienzo a coleccionar en el 2004, un año antes en el 2003 Cienciano, este equipo peruano logra campeonar en la Copa Sudamericana. Entonces era la primera vez que yo veía algo así. Yo era de la generación que estaba acostumbrado a ver a Perú fracasar, equipos peruanos igual, lo mismo. Entonces era la primera vez que yo encontraba algo que me mantuviera así y fue con ese campeonato de Cienciano.

El jugador que te marcó

Fue Ronaldinho, y todo se centra a esa época. 2004, 2003, 2005, porque obviamente fue la época en que yo empecé a vivir el fútbol. Es más, el jugador que más me marcó fue Ronaldinho del cual hay un poster en honor a eso, porque para mí fue como que era algo alucinante. Yo veía el fútbol peruano y cuando vi a Ronaldinho era otro nivel y dije: oye, si el fútbol se juega de esa manera, yo quiero verlo siempre. Y de ahí me hice fanático del Barcelona, al mango, entonces lo seguía mucho, conseguí cosas del Barcelona: álbumes, camisetas, artículos, a raíz de Ronaldinho.

¿Cuál crees que sea el pronóstico para Perú en el mundial?

Buenísimo, buenísimo, porque creo que Perú le ha callado la boca a mucha gente que ha dicho que era que nuestra clasificación fue algo de suerte. Perú ha demostrado que hemos clasificado por algo, con razones; y estos partidos, aunque sean amistosos mucha gente dice: bueno, pero son amistosos. Pero no son amistosos como los que jugábamos antes. Jugábamos amistosos con Trinidad y Tobago, Jamaica, Panamá, no desmereciendo esos países, pero eran países que no estaban en potencia futbolística tan alta. En cambio, Croacia, Islandia, ahora que vamos a jugar contra Escocia, son países de otro nivel. El último partido nada más que yo vi a Perú y lo desconocí totalmente y dije: qué clase de Perú eres. Fue una cosa alucinante, y que me ayudó a despertar bastantes sueños, bastante ilusión de que empiece el mundial y ver hasta dónde vamos a llegar, que yo creo que va a ser lejitos.

Y la situación de Paolo

No la veo complicada, porque sé que ya pasó una primera fase positiva, o sea positiva para él en algo bueno, y sé que se va a mantener así. No es que nos vayan a hacer la maldad de quitarnos a ese gran jugador que es el emblema y corazón del equipo.

Ya lo dijo Bill Shankly, entrenador histórico del Liverpool: «Algunos creen que el fútbol es solo una cuestión de vida o muerte, pero es algo mucho más importante que eso». El fútbol levanta pasiones. El fútbol es corazón. El fútbol es cabeza. El fútbol es espíritu. El fútbol es vida. Y si no lo creen pueden comprobarlo dando una visita al museo y recibiendo una visita guiada de su fundador, a quien el amor por este se le nota al momento de hablar de cada uno de los objetos que guarda en su colección.

Sin duda alguna algo que llamará la atención de los asistentes, sean o no futboleros, será la camiseta de la selección argentina firmada por la mano de Dios: Diego Armando Maradona, con una historia un tanto peculiar que incluye al querido Daniel Peredo. Asimismo, la amplia colección de camisetas tanto de jugadores peruanos como de otras estrellas internacionales del deporte balón.

Mención aparte será la colección de álbumes, una historia reflejada a través de figuritas y nostalgia. Así como el pasaporte de cierto jugador histórico nacional. Algo que Jack ha prometido es el cambio constante en el museo, por lo que cada visita no será como la anterior. Así que recomendamos por lo menos una visita mensual para ver que tesoros nuevos encontramos en cada una de ellas.

El Museo Coleccionables de Fútbol, ubicado en el Jr. Mariátegui 1463, Jesús María abre sus puertas al público este sábado 31 de marzo, el costo de entrada es de 10 soles, y se reserva mediante su página de Facebook: https://www.facebook.com/MuseoyFutbol/