La verdad nunca disfruté tanto de Arctic Monkeys; es una banda que recién me empezó a gustar hace un par de meses y que empecé a entender a raíz de una experiencia de vida un poco turbulenta que justo cayó con su último disco que llegó a mis oídos gracias a mis amigos. Creo que los conocí de la manera correcta, en un estilo que me agrada y entiendo, en un estilo que me puede ayudar a entender la evolución de su sonido. Por si es que no ha quedado lo suficientemente claro, hoy hablaré del “AM” de Arctic Monkeys.

El “AM” es un viaje directo desde los 60’s hasta los 80’s, tiene un poco de toda esa onda, desde la distorsión hasta los corillos falsetteados que -de cuando en cuando- aparecen sigilosamente en ese momento en que quieres escucharlos. Do I wanna know arranca con todas las ganas de mandarte un trip de aquellos, puede ser una canción lacrimosa. La producción medio saturada del disco hace que solo sea todavía más tripping y aun más old school. No tengo queja en absoluto. No todo tiene que ser triste, R U mine? es una canción con bastante emoción. Con estas dos canciones puedes darte cuenta que el verdadero poder del disco va residiendo en la batería  y el bajo, como cualquier banda de rock clásico que se respeta. One for the road es una canción con un aire melancólico-romántico, un beat suave, y nos damos cuenta que poco a poco han sabido explotar el uso de la escala pentatónica, con un sutil estilo blues rock.

La canción que más disfruto del disco es Arabella, me gusta el cuadre del pequeño punteo de guitarra en el verso y cómo la voz juega con ello. Eso es lo sorprendente de este disco, me enseñó la versatilidad de Turner. Además, tengo la enorme sensación que estos chicos han sacado algo de Black Sabbath, si es que ya no era muy obvio por el riff del coro. I want it all es una canción que no sé como explicar musicalmente, siento mucho retro psicodélico en el riff, pero el ritmo de la batería hace que suene actual.  No.1 Party Anthem tiene toda la vibra de una canción de radio lenta de los late 70’s. Con esta última canción es que me di cuenta que estos chicos quisieron cubrir el mayor espacio posible en la línea de tiempo del Rock n’Roll. Cuando escucho Why’d you only call me when your high? me suena a un buen resumen de todo el trabajo de las otras canciones, las guitarras fluyen lentamente con la batería.

Algo que no le pongo es peros a este disco, sé que tuvo ciertos detractores, incluso los mismos fans se quejaron un poco. Siento que esto va por un tema de estilo, de predictibilidad de una banda. Cuando una banda tiende a la innovación, su material no siempre recibe la bienvenida aunque en sí mismo el trabajo sea bueno, pero siempre he dicho, ¡al diablo con la predictibilidad! Si es buena música y no es un descuadre, ¿por qué deberíamos quejarnos? Si no has escuchado este disco, no esperes más, me han comentado que se disfruta bastante con drogas blandas. Acá les dejo el link.

Stay Tuned!