Mirando al cielo,un día
vi centellando una estrella.
Era una entre miles,
y ahora que la veía
parecía estar detenida para mí.

Mirando al cielo, con aquella estrella sobre mí,
recordé un día de infancia, un día de jardín
entretenida entre colores y niños,
colores que ahora se han convertido en complejos matices.

Mirando al cielo se puede soñar e imaginar tantas cosas,
recordé tanto mirando aquella estrella
que a veces se afana en esconderse
sin procurar, que brilla tan fuertemente en lo alto,
como tal vez aquel sueño empecinado en nuestro ser.