28 de marzo, día cualquiera para algunos, día especial para otros. Ayer fue el cumpleaños número 78 del escritor y premio Nobel peruano, Mario Vargas Llosa. Autor de innumerables novelas, cuentos, ensayos, obras de teatro y distintas producciones, que, gracias  a su depurada prosa, han deleitado ( y siguen haciéndolo) a gran cantidad de personas a lo largo y ancho del globo. Me es grato, entonces, escribir un artículo sobre uno de mis autores favoritos, quien, además, escribió una de mis novelas preferidas: “Las Travesuras de la Niña Mala”.

Arequipa, 1936, ciudad testigo del nacimiento de uno de sus hijos más notables y reconocidos: Mario Vargas Llosa. Residió en Cochabamba, Bolivia, parte de su niñez, para luego trasladarse a Piura y, posteriormente, a la capital, Lima, donde concluyó sus estudios de primaria y parte de la secundaria. Ingresó al colegio militar Leoncio Prado, en el cual solo estudia el tercer y cuarto año. Regresa a Piura y termina su quinto año en el colegio San Miguel. De vuelta en Lima, estudia Derecho en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y, a los 18 años, se casa con Julia Urquidi, su tía.

Viaja a España y a París. Obtiene el premio Leopoldo Arias por “Los Jefes”, un compilado de cuentos, publicado en 1959. En 1965, se casa con su prima Patricia Llosa. En los años noventa, se postula como candidato por el Frente Democrático Moralizador (FREDEMO) para la presidencia del Perú, pero pierde. Regresa a Londres a continuar con su vida literaria. Ha colaborado como jurado en distintos eventos y ha sido profesor de varias universidades en distintos países y demás notables actividades. En el 2010, gana el galardón más importante en su carrera literaria: el premio Nobel que la Academia Sueca le otorgó “por su cartografía de las estructuras de poder y sus imágenes mordaces de la resistencia, la rebelión y la derrota del individuo”.

Amigo, amiga, como esta es una columna de cine, y ya que los he introducido en la vida y obra de este notable y prolífico escritor peruano, procederemos a hablar de lo que nos compete: las películas. Existe una conexión entre las novelas y el cine, pues las primeras, muchas veces,  por su calidad narrativa, son llevadas a la pantalla grande. Es así que las novelas de nuestro premio Nobel fueron adaptadas al cine. Entre ellas tenemos a “La Ciudad y los Perros” y “Pantaleón y las Visitadoras”, pero esas no son todas. Veamos:

  1. LOS CACHORROS (1975). Adaptación mexicana en la cual se despliegan las peripecias de un joven castrado por un perro. 
  2. PANTALEÓN Y LAS VISITADORAS (1975). El mismísimo Vargas Llosa adapta su divertida novela ayudado por José María Gutiérrez. Desiguales resultados y buen reparto.
  3. LA CIUDAD Y LOS PERROS (1985). Lombardi traslada a la pantalla la historia antimilitarista creada por Mario Vargas Llosa.
  4. YAGUAR (1986). Producida en Chile por Sebastián Alarcón, se basa en La ciudad y los perros. El título resalta al ‘Jaguar’, uno de los personajes más memorables del universo de Vargas Llosa.
  5. TUNE IN TOMORROW (1990). Hollywood haciendo una versión de la novela “La tía Julia y el escribidor”. Con Keanu Reeves, Barbara Hershey y Peter Falk. 
  6. PANTALEÓN Y LAS VISITADORAS (1999). De Francisco Lombardi, quien vuelve a adaptar una novela de Mario Vargas Llosa.
  7. LA CASA VERDE (2005). Lucho Llosa lleva a la pantalla grande la historia de la dictadura del dominicano Rafael Trujillo.

FUENTES:

  • http://www.mvargasllosa.com/biograf.htm