Esta es una sección de opinión, el contenido de los artículos es propiedad de los autores individuales. Letras al Mango no se responsabiliza por las opiniones o comentarios expresados aquí.

Hace un año empezamos con este proyecto llamado “Cambio Democrático Estudiantil”. Éramos conscientes de que el camino que emprendíamos no sería fácil; sin embargo, nuestros deseos de aportar a una mejora en la representación estudiantil e influir en el entorno social en el que vivimos de forma activa nos impulsaron a hacerlo. Nuestro propósito con el artículo es, a la par que nos damos a conocer, aclarar ciertos temas que  se ventilaron durante algunos días.

La intención de Cambio Democrático Estudiantil (CDE), como espacio convocante en la PUCP, es la de contar con personas comprometidas con su sociedad y con la universidad a través de actividades que involucran el aspecto social, político y académico. A un año de habernos constituido como agrupación, nos ratificamos en los principios de libertad, fraternidad, ideal de justicia, tolerancia, respeto y compromiso social. Con el tiempo aprendemos y aún nos queda mucho camino por recorrer, mientras aspiramos en convertirnos en un ente que contribuya a una representación estudiantil efectiva.

Respetamos a las demás agrupaciones estudiantiles, discrepamos en aspectos de forma y de fondo, si bien estamos en todo momento dispuestos a colaborar en proyectos que puedan fortalecer a nuestra comunidad universitaria No somos una agrupación meramente electorera que diseña estrategias con la única intención de “llegar al poder”. No nacimos con ese fin, ni nos quita el sueño. Nuestra razón de ser trasciende las etapas electorales.

Respecto a coaliciones que puedan formarse durante elecciones próximas, Cambio Democrático Estudiantil respeta pero no comparte las opiniones a manera de sugerencias explícitas que se han vertido durante las últimas semanas en torno a una eventual participación en conjunto con otras agrupaciones en las elecciones al Centro Federado de Estudios Generales Letras.

Cabe resaltar en este punto que CDE cuenta con miembros de diferentes posiciones políticas (izquierda, derecha, liberal, etc). Quien escribe estas líneas se define como socialcristiano, por ejemplo. Pese a esta multiplicidad de perspectivas acerca de la realidad, lo que nos une es el compromiso con la Universidad y la consideración por el aporte que el otro, a partir de sus diferencias, puede brindar. Un representante de nuestra agrupación lo dijo con claridad en una entrevista brindada en este mismo portal web hace algunos meses: “Reconocemos que hay un contexto de pluralidad aquí en la universidad y en la sociedad, y creemos que estas diferencias de opiniones, valores, actitudes y convicciones posibilitan un aprendizaje entre todos”. Esto implica, por supuesto, que las decisiones finales que se adopten dentro de la agrupación deben contemplar una inclusión de todas las voces internas. Por ello el, segundo nombre de “Democrático”. Hacemos y seguiremos haciendo todo lo posible para preservar nuestro objetivo de democratizar espacios y participar con respeto y altura.

Esperamos continuar con nuestra intervención en este espacio durante el esfuerzo que emprenderemos en la agrupación con el propósito de consolidarnos internamente, etapa a iniciarse en las próximas semanas. Queremos finalmente ser y no solo parecer, pues la tarea aún está inconclusa.

 

Caleb Rojas Castillo

Miembro de Cambio Democrático Estudiantil (CDE)

PUCP