Colaboración de Diego Félix, alumno de la facultad de Derecho.

“Donde se pone el dedo, salta la pus. Una vez más, a través de una actividad, se puede ver otros problemas de tiempo detrás.”

Ya demasiado se ha hablado del tema de la fiesta fin de parciales “Makumba 2015” organizada por el Centro Federado de Estudios Generales Letras. “Félix, ¿tú también vas a venir a rajar?” No. Primero, yo no fui y no puedo quejarme de algo de lo cual no fui testigo de primera mano. Segundo, ya se ha comentado mucho de lo mala que fue esa fiesta a través de redes sociales y comentarios en el campus. No vengo a poner memes ni decir qué cosas pasaron, hoy yo quiero escribir lo que este sonado inconveniente refleja: muchos otros problemas arrastrados.

La gente no se suele mover tanto por problemas en la universidad como por el escándalo de la fiesta. No es posible que se haga tal ruido por un problema así y no por otros que no tienen semejante resonancia, y que son igual de importantes. Me refiero específicamente, por ejemplo, al aumento de pensiones, aumento de precios de Stansa -ese sí tuvo buena acogida pero no sé a qué soluciones se habrán llegado-, discriminación dentro de la PUCP, calidad educativa, poco espacio en bibliotecas y falta de salas de estudio, etc. El ‘roche’ que se hizo por Makumba fue tal que el CF Letras se tuvo que pronunciar al poco tiempo. Igual podríamos hacer presión los alumnos para que las autoridades se ‘pongan las pilas’ frente a otras problemáticas y actúen.

Por otro lado, casos relacionados con autoridades estudiantiles lleva automáticamente a dirigirse a las agrupaciones a las que pertenecen; es decir, a politizar el asunto. En este caso, quienes más han denunciado la estafa de la fiesta pertenecen a agrupaciones que compitieron con ‘Súmate Letras’ en las elecciones al CF el año pasado y que en general no llevan buenas relaciones con la agrupación. Asimismo, quienes saltaron inmediatamente a defender al CF organizador son, coincidencia, miembros o simpatizantes apegados de Súmate, quienes les dan ‘like’ a sus comentarios también. Me pregunto, si los organizadores del tono hubieran sido de otro partido, ¿esos defensores no hubieran ido con todo contra ellos sin piedad? A pesar de esto, quisiera aclarar que no está politizado del todo, ya que varios de los denunciantes de la estafa de fiesta son chicos -conozco a algunos- que no tienen nada que ver con ninguna agrupación política. No es un complot contra ‘Súmate Letras’, pero se está explotando por algunas personas como eso.
Ojo: que una lista haya ganado no quiere decir que no hayan sufrido lo mismo, nadie está libre de que la empresa le haga algo así; aunque haya podido ser menos la pérdida.

Que se tome muy en serio la fiesta de fin de parciales como gran responsabilidad del Centro Federado demuestra la imagen resquebrajada de la representación estudiantil. Esto es el pensamiento común “¿La labor principal del CF? Hacer tonazos”. En los últimos tiempos, se está viendo la organización del tono fin de parciales o finales como la OBRA BANDERA de todo Centro Federado. Es que es lo que más se ve, es en lo cual se aprecia más la dinámica del Centro Federado. ¿Las causas? Una comunicación inadecuada o insuficiente en varias acciones que toma el Centro federado y otra muy importante y que he presenciado mucho -¿pensabas que iba a criticar a las autoridades políticas de la PUCP nada más?-, DESINTERÉS DEL PROPIO ALUMNADO. Cuando se planifica conversatorios, debates, labor social, etc., tiene un alcance regular con algunos alumnos muy interesados. Cuando se acerca el tono post-exámenes, nos metemos todos a promocionar y vender entradas. Para eso sí la gente está muy comprometida, ¿no? Algunos jalaron sus parciales y vienen a disfrutar como buenos del tonazo. No seas fresco, amigo.

Es una simple fiesta, nada relevante para la formación académica, humanista y ética de los alumnos, pero es una actividad organizada por el CF. Si es cierto lo que leo por ahí de que tampoco han organizado bien otras actividades como las cachimbadas, esto ya es más complicado, al demostrar cierta ineficacia o dificultad para armar buenos programas. La fiesta ‘Makumba’ sería, en ese sentido, la cereza de que no se está haciendo muy  bien las cosas. Atención, ESTO ES SI Y SOLO SI es cierta la información acerca de la mala organización en cachimbadas u otros programas.

Por último, me pongo en cierta parte como abogado del diablo: el culpable principal de todo esto es la empresa organizadora por no cumplir su contrato. El CF ha sido estafado, no se le puede recriminar todo. No obstante, eso no quita cierta responsabilidad a la Mesa Directiva, con el pronunciamiento no acaba todo.
Espero que todo se aclare y mejore por 1) el bien de nuestra querida Letras (ya no puedo decir “nuestra facultad”. Egresé, pero aún me preocupo por ella). 2) No se afecte la ya menoscabada imagen de la representación estudiantil y de la política universitaria. 3) Tengo buenos amigos en la actual MD del CF Letras, son excelentes personas con ganas de trabajar duro por la facultad y les deseo lo mejor por el bien de todos.

Gracias por la paciencia para leerme. Dios me los bendiga y bendiga Letras.