Editado por Natalia Huerta

Solo quedan dos semanas antes de que inicie uno de los periodos más difíciles en la universidad: exámenes parciales.

Es en este momento cuando los nervios incrementan y nos alteramos al ver todo lo que tenemos por estudiar.

Antes de que perdamos los papeles, en el siguiente artículo, enumeraré los pasos necesarios para organizarnos con tiempo y lograr salir ilesos de aquella semana tan temida.

1) Estudiar de más:

Estas dos semanas son cruciales y es necesario no desaprovechar el tiempo que aún tenemos, pues, una vez que llegue el primer examen, no habrá marcha atrás.

Si ya estás al día en tus lecturas, busca información nueva o comienza a hacer resúmenes o repasar apuntes de la clase.

Si tienes dudas, es el momento perfecto para que las despejes con tu profesor/a pues tendrá tiempo de explayarse y darte datos nuevos que te pueden ser muy útiles.

2) Hacer un calendario de estudio realista y adaptable:

Coge una hoja de papel y anota las fechas de todos tus exámenes. Luego de ello, comienza a distribuir tu tiempo de estudio y procura ser realista; es decir, no pretendas querer estudiar tantas horas seguidas.

Por lo general, en un día tenemos entre doce y catorce horas para estudiar (8AM – 10PM), así que distribuye tu tiempo entre estudiar, comer y descansar.

3) Consigue todas las ayudas posible:

En todas las facultades circulan por Internet o en los pasillos guías con ejercicios resueltos y resúmenes que te ayudarán sin importar el ciclo en que te encuentres. Muchas veces son útiles, pero a veces hay que tener cuidado. Personalmente, no me atrevería a rendir un examen sin haber leído un texto y con un resumen que ni sé quién hizo. Aunque sea trata de darle una mirada rápida al texto para verificar que el apunte que llegó a tus manos no estuvo hecho al azar.

Algo más: no se te ocurra pensar que solo debes estudiar lo que se pregunta en los exámenes de ciclos pasados. Eso casi siempre falla porque puede que sea muy antiguo o los docentes ya lo prevén y preguntan otras cosas a propósito.