Los exámenes parciales se nos vienen encima y el tiempo parece comenzar a ir más rápido de lo común. Que nos faltan lecturas o apuntes, que hay temas demasiado complicados, que desearías haber sido más responsable… muchas quejas podemos tener inundando nuestras mentes ya que los parciales, como cualquier otra prueba, son un momento crítico para nosotros como estudiantes. Sin embargo, hay maneras de hacer el proceso un poco más llevadero si se siguen algunos pasos.

Por eso en esta ocasión presento una serie de reglas que todo alumno de Estudios Generales Letras debería seguir, o saber, sobre lo que no se debe hacer en un semana de parciales (o finales):

1. No rezagues: es una regla de oro. Muchos querrán contradecir esto, pero es la verdad. El nivel de estrés, y en su mayoría de complejidad, de un parcial siempre es muchos puntos inferior al de un rezagado. Además, ¡rezagar arruina el festejo después de acabar los finales! ¿Estudiar mientras los demás ya están de vacaciones? Evítate el mal momento y da tu parcial.

2. No seas desorganizado. A estas alturas, ya deben todos saber que es mejor contar con un plan de distribución de horas de estudio para no dejar de lado ningún curso. Tendemos a preocuparnos tanto por algunos cursos que olvidamos completamente otros. Hay que priorizar, es cierto, pero se debe ser prudente.

3. No estudies en la computadora (a menos que esta no tenga Internet). Muy pocas personas tienen la determinación de no caer en la tentación; ya es de conocimiento general que el Internet y sus atractivos pueden ser nuestra perdición a la hora de estudiar.

4. No te pongas a estudiar recién un día antes de tu examen. Sé que muchos lo hacemos; sin embargo, no es saludable ni tan efectivo. Nunca sabes por dónde empezar, puede que dejes de estudiar cosas por considerarlas irrelevantes (exponiéndote a no saber algo que podría venir en el examen) y lo más probable es que te sientas inseguro. Nadie quiere un día así.

5. No te desveles el día anterior a tu examen. Los conocimientos necesitan afianzarse después de ser estudiados, así que solo es un martirio para tu pobre cerebro el desvelarte: llegas cansado mentalmente, con los conocimientos demasiado frágiles y unas ojeras que te hacen asemejar a un oso panda.

6. No dejes para el final el revisar en qué aula te toca rendir la prueba. Somos conscientes de que la lista de aulas asignadas también la publican en una de las vitrinas de la facultad, pero ¿para qué arriesgarse? ¿Y si llegas apurado y tienes que irte todavía a ver cuál es el salón? ¿Y si te demoras demasiado haciéndolo y ya no te permiten entrar? Ahórrate el riesgo y revisa en el campus virtual con anticipación.

7. No olvides un documento que te identifique. Ya saben, queridos compañeros, que son estrictos en Letras con esto: no hay TI, DNI o carnet y, entonces, no hay examen. Asegúrense de llevar siempre uno de los tres con ustedes.

8. No repases tus apuntes minutos antes de comenzar los exámenes. Sé que a veces nos ganan los nervios y queremos verlo todo de una sola, por lo cual tendemos a repasar incluso segundos antes de que nos hagan entrar al salón, pero el hacer esto podría hacer que te bloquees tratando de amontonar cosas en tu memoria. La mayoría de las veces solo sirve para que tu mente se confunda, así que evítalo tanto como puedas.

9. No te excedas estudiando. Muchas veces pensamos en este tipo de semanas que no podemos perder ni un valioso segundo de nuestro escaso tiempo, pero hay que saber distribuir las horas. Es importante que estudies, solo debes cuidarte de no obsesionarte con ello: tómate un respiro de vez en cuando y cómete un Snickers.

10. No te asustes y estreses de más. No es sano andarse boicoteando a uno mismo con pensamientos poco alentadores, así que prepara tu mente, sé positivo/a: ¡siempre hay que confiar en nuestras capacidades!

Y esas fueron mis sencillas recomendaciones. Ya sabemos que todo varía según el caso, pero me parecen reglas básicas que al menos deberíamos tener en cuenta. Sea como sea, les deseo a todos una buena semana de parciales, que la fuerza los acompañe y ojalá (la Ley de) Murphy no haga de las suyas en los momentos menos deseados.

  • Angélica Dávila León

    buena, Nessie :v

  • Candy

    😀 Buenos consejos!

  • Meli

    Tienes mucha razón Nessie, trataré de hacerte caso y no obsesionarme tanto :C

  • Shirley

    ¡Tú si ah! 🙂