A todos los estudiantes de la Pontificia Universidad Católica del Perú que nunca aprendieron cómo se calculaba el CRAEst (incluyéndome):

En los últimos días, salió a la luz una noticia que dejó perplejo a más de uno. La universidad anunciaba nuevos criterios para asignar el turno de matrícula y casi todos los estudiantes, mediante los conocidos “Grupo Pucp”, manifestaban su asombro.

¿Qué es lo que pasó exactamente? Pues desde hace años, en la universidad existía una palabra que volvía locos a todos, que era sinónimo de memes, chistes, burlas o, en su defecto, de grandeza, sabiduría y hasta status: el CRAEst.

El CRAEst o, mejor dicho, el coeficiente de rendimiento académico estandarizado era ese número que, mientras más cerca a cien esté, te daba mayor oportunidad de elegir el horario que se te antoje sin sufrir porque te boten en los titulados “Los juegos del CRAEst” de cada inicio de ciclo.

Si bien había personas que juzgaban este método, era una tradición de cada ciclo que los alumnos buscaran aumentar aquel número que, para la mayoría, los definía.

Pero entonces, si ese era el método ícono de la PUCP, ¿qué pasó?

La noticia que la mayoría ha leído es que, a partir de la matrícula para el ciclo 2019-1, el CRAEst ya no será lo primordial. Sin embargo, esto no significa que aquel método que tanto nos hizo sufrir haya desaparecido, digamos, pues, que, de cierta manera, evolucionó. Para bien o para mal, depende de cómo lo veas.

¿Cuáles son los nuevos criterios?

Antes de empezar, es importante aclarar que es necesario que te hayas pre inscrito el ciclo anterior en la fecha establecida por tu facultad.

En primer lugar nos encontramos con una pirámide compuesta por cinco grupos basados netamente en créditos acumulados

Grupo 5: Las personas que tienen de 0 a 39 créditos.

Grupo 4: Las personas que tienen de 40 a 89 créditos.

Grupo 3: Las personas que tienen de 90 a 129 créditos + la acreditación de un idioma (el caso más común es el inglés básico).

Grupo 2: Las personas que tienen de 130 a 199 créditos +
la acreditación de un idioma (el caso más común es el inglés básico).

Grupo 1: Las personas que tienen más de 200 créditos +
la acreditación de un idioma (el caso más común es el inglés básico)

En segundo lugar, nos encontramos con un criterio que se subdivide del primero que acabamos de leer, es decir, este criterio no es superior al ya explicado.

Es en este punto donde nos encontramos con un término que, al parecer, viene a reemplazar al famoso CRAEst. Hablamos del PPNE (Promedio ponderado de notas estandarizadas).

Este método promedia el CRAEst de los tres últimos ciclos académicos regulares matriculados (también puede incluir el ciclo de verano)

En tercer y último lugar, se encuentra el criterio que se aplica en caso de que dos personas cuenten con el mismo PPNE y se encuentren en el mismo grupo del primer criterio.

Fueron una ola de comentarios negativos los que se manifestaron al enterarse de que, en este caso, sería el código quien defina quién tendrá un mejor turno de matrícula. Es decir, el código 20141212 tendrá un mayor puesto que el 20151212. ¿Es esto justo? Pues digamos que es una manera de la universidad para ayudar a quienes ya deben egresar tanto de facultades como de estudios generales.

En síntesis, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Me preinscribo.
  2. Chequeo en qué grupo estoy basándome en mis créditos acumulados y mi acreditación del idioma extranjero.
  3. Promedio mis tres últimos CRAEst.

Probablemente ya muchos han leído acerca de estos nuevos criterios y aún así no logren entenderlo al cien por ciento. Habrá que esperar al inicio de matrícula para ver cómo se desarrolla este nuevo proceso.

Atrás quedaron los días en los que el CRAEst era la motivación con la que uno empezaba el ciclo y en donde los SúperCRAEst y los “El CRAEst es una construcción social” se batían a duelo por el honor.

Esperemos que se trate de un método que sirva de ayuda y sea justo, y no solo sea beneficioso para quienes ahora tienen el poder.