Editor: Miguel Prado

Hace 2 semanas, en la Villa Deportiva Nacional, se decidió el nuevo estatuto de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), con un colchón de votos abrumador por parte de las ligas departamentales, pero con una polémica que ha dado qué hablar en redes sociales y medios de comunicación.

El lunes 14 de octubre, con la presencia de 41 de los 43 miembros, se aprobó el cambio de estatuto de la FPF con 34 votos a favor y 7 en contra. En los votos en contra se encuentran Alianza Lima, Sporting Cristal, San Martín, Melgar, Ayacucho FC, la presidencia de la Liga Departamental de la Libertad y, en primera instancia, Universitario de Deportes. Los puntos más importantes que se modificaron en el estatuto debido a la aprobación fueron:

  • Nuevos requisitos para poder postular a la presidencia de la FPF: necesariamente haber ejercido el cargo de dirigente deportivo por 3 temporadas en los últimos 7 años.
  • Posesión de la FPF sobre los derechos de marketing, televisión y patrocinadores de torneos locales.
  • Nueva composición de la Junta Directiva.

La polémica se desató, sobre todo, por los 2 primeros puntos mencionados. Al haber cambiado los requisitos para postular a la presidencia de la FPF, – cuyas elecciones deberán ser convocadas los más pronto posible – se imposibilita el cargo al que sería uno de los candidatos favoritos a ganar: Juan Carlos Oblitas, actual director deportivo de la FPF. Al mismo tiempo, se da vía libre para que los dirigente departamentales y otros directivos se puedan postular sin ningún problema, lo que ha generado cierta incertidumbre y preocupación dentro y fuera de la VIDENA. Por otro lado, Agustín Lozano, presidente de la FPF después de la salida de Edwin Oviedo, también ha manifestado indirectamente su candidatura. Con todo esto, los opositores a este nuevo estatuto creen que plantear nuevos requisitos ha sido principalmente una jugada política para sacar de carrera al actual director deportivo.

Resultado de imagen para nuevo estatuto fpf
Dirigentes de clubes en contra del nuevo estatuto (Imagen: Perú.21)

Los clubes que votaron en contra de la aprobación de este nuevo estatuto señalan que el hecho de que la FPF controle el presupuesto de marketing, televisión y patrocinadores, muestra una presencia de intereses externos al fútbol. Sobre esto, Gustavo Zevallos, gerente deportivo del Club Alianza Lima, asegura que lo que ha ocurrido el pasado 14 ha sido un atropello, puesto que “ni si quiera nos dejaron entrar al auditorio”. Asimismo, otros dirigentes llegaron a señalar que este es el peor momento administrativo y financiero de la Federación. Un resultado de ello, afirman, es la pérdida de 58 millones de Soles de las arcas de la FPF por malos manejos, sin explicación alguna.

¿Habrá sido este cambio verdaderamente por el bien del fútbol peruano? ¿Nuevamente hay intereses de por medio a cargo de la FPF? Entre otras, estas son preguntas que, lamentablemente, solo el tiempo podrá responder. No es la primera vez que existen estos escándalos en nuestra Federación. Después del caso de corrupción de Manuel Burga, se esperaba un nuevo inicio para el fútbol peruano, sin embargo, a este le sucedió el caso del – ahora preso – Oviedo. ¿Cuándo aprenderemos?