El día lunes 15 de abril del año en curso, el “famoso” Juez Malzón Urbina, se constituyó en el Mercado de “La Parada” con la finalidad de constatar el retiro de los muros de concreto colocados por la Alcaldesa de Lima, Susana Villarán. Gran sorpresa se llevó Urbina al percatarse que la orden no fue acatada; a pesar, de que su cuestionada sentencia, ordenó el retiro de los mismos por “supuestamente” restringir la libertad de tránsito de la comuna limeña.

Sin embargo, cabe preguntarnos, ¿Qué fue lo que animó a Urbina a realizar intempestivamente dicha diligencia? La respuesta no es otra que: primero, seguir resguardando el principal interés de los comerciantes, esto es, reabrir a toda costa el mercado; y segundo, que ya había tomado conocimiento de la sanción administrativa ordenada por el Poder Judicial que lo suspendía de su cargo como Juez del 56° Juzgado Penal de Lima. Así es, el día 17 de abril, se publicó en el Diario oficial El Peruano, la Resolución Administrativa N° 385-2013-P-CSJLI/PJ, de fecha 15 de abril (es decir, el mismo día en que Urbina realizó la mencionada diligencia de constatación).

En dicha resolución administrativa se señala que; por unanimidad los miembros del Consejo Ejecutivo del Poder Judicial confirman los extremos de la Resolución N° 32, expedida con fecha 26 de septiembre de 2011, por la Jefatura de la Oficina de Control de la Magistratura del Poder Judicial; que impone la medida disciplinaria de suspensión por el término de 30 días sin goce de haber, entre otros, a Malzón Urbina, en su actuación como Juez Superior integrante de la Tercera Sala Penal para Procesos con Reos Libres de la Corte Superior de justicia de Lima.

Al ser remplazado como Juez del 56° Juzgado Penal de Lima (a partir del 16 de abril hasta el 15 de mayo del año en curso), por la Dra. Tania Ynés Huancahuire Díaz, a fin de no interrumpir el normal desarrollo de las actividades jurisdiccionales de dicho juzgado; y poder así, brindar un eficiente servicio de administración de justicia en beneficio de los ciudadanos.

No obstante, esta no es la primera vez que Urbina ha sido suspendido por el Conejo Nacional de la Magistratura (CNM); pues cuando se desempañaba como Juez Superior en la Tercera Sala Penal de Reos Libres de Lima fue suspendido por anular su propia sentencia en un proceso por la comisión del Delito de Falsedad Documental, seis meses después de haberla emitido. Cabe mencionar que sus colegas de Sala, fueron separados definitivamente del Poder Judicial (PJ) por el CNM, al concluirse que no cumplían con los requisitos de idoneidad y confianza en su desempeño como Jueces.

1 2
  • juanromel

    buena gordito!!!